• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
"La CELAC es un mecanismo de integración de los pueblos de Latinoamérica y el Caribe, declarada como región de paz", destacó el presidente Evo Morales.

"La CELAC es un mecanismo de integración de los pueblos de Latinoamérica y el Caribe, declarada como región de paz", destacó el presidente Evo Morales. | Foto: Pixabay

Publicado 24 diciembre 2019





El Gobierno instalado en Bolivia tras el golpe de Estado contra Evo Morales anunció que evalúa la suspensión del país de este organismo integrador de América Latina y el Caribe. 

El Gobierno de facto de Bolivia, encabezado por la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, emitió un comunicado en el que anuncia que evalúa suspender a su país de la Comunidad de Estados Americanos y del Caribe (Celac), aludiendo como motivos algunas acciones de la administración de México. 

LEA TAMBIÉN: 

Parlasur constata en Bolivia asesinato de 32 personas y violación de DD.HH.

El presidente legítimo, Evo Morales, afirmó, a través de su cuenta en Twitter, que esta junta golpista que gobierna en Bolivia no tiene autoridad para retirar al país de este "foro de unidad de los Estados libres y soberanos". 

En el comunicado emitido el 23 de diciembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia argumenta que el eventual retiro se basa en "la decisión del Gobierno de México de desconocer las atribuciones de la presidencia pro tempore que ocupa Bolivia en Celac durante 2019"; "las reuniones convocadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México para organizar el inicio de su presidencia pro tempore"; y "la reiterada conducta inamistosa de México". 

"Bolivia no participará del inicio de la próxima presidencia pro tempore de Celac que será asumida por México por vulnerar los procedimientos institucionales e intentar establecer una agenda propia", agrega el documento. 

Tras el golpe de Estado consumado por la derecha contra el presidente Evo Morales, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha negado a reconocer una administración en Bolivia que no haya sido elegida por el pueblo de manera democrática. 

En tanto, avanza en la organización de la próxima presidencia pro tempore dentro de este organismo regional con miras en fortalecer la unidad de América Latina y el Caribe.

Por su parte, el Gobierno de facto de Bolivia continúa con su agenda alineada con las políticas de la derecha en la región y ha anunciado el retiro de la nación de organismos como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Libre Comercio (ALBA-TCP).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.