• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 22 de marzo se realizó la última jornada de movilización que reunió a más de 323.000 franceses que también fueron agredidos por las autoridades.

El 22 de marzo se realizó la última jornada de movilización que reunió a más de 323.000 franceses que también fueron agredidos por las autoridades. | Foto: EFE

Publicado 22 mayo 2018

Durante la tercera gran huelga realizada durante este año en la nación europea miles de ciudadanos fueron atacados con bombas lacrimógenas.

La policía de Francia reprimió a cientos de manifestantes que participaron en las más de 130 protestas simultáneas que se llevaron a cabo este martes en el país, en rechazo a las medidas de la reforma y ajustes económicos lideradas por el presidente francés Enmanuel Macron.

Durante la tercera gran huelga realizada durante este año en la nación europea, miles de ciudadanos fueron atacados con bombas lacrimógenas, golpes y agresiones por parte de las autoridades antidisturbios mientras se disponían a marchar en las calles de la ciudad.

Más del 49 por ciento de la población rechaza la reforma laboral y los ajustes presupuestarios del Gobierno. Foto: EFE

 

>> Actrices convierten alfombra roja de Cannes en escenario de protestas

Aunque no se reportaron fallecidos ni heridos graves, sí se realizaron cientos de detenciones a trabajadores públicos y jóvenes enmascarados, quienes quemaron imágenes del mandatario francés. 

Asimismo, los fotógrafos y equipo de prensa fueron agredidos con gases al momento de intentar reportar los hechos.

Movimientos sociales, representantes del sector ferroviario, postal y los tres principales sindicatos franceses se han unido por primera vez a la serie de huelgas que se estarán desarrollando en los próximos días en rechazó a los despidos injustificados, el recorte salarial, programas sociales y otras medidas económicas impulsadas por el Gobierno.

El 22 de marzo se realizó la última jornada de movilización que reunió a más de 323.000 franceses entre trabajadores ferroviarios, la Confederación General del Trabajo de Francia (CGT) y otros empleados públicos, que también fueron fuertemente reprimido por las autoridades. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.