• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los manifestantes exigen mejoras económicas. La moratoria en el incremento de los impuestos, tienen el objetivo de apaciguar la opinión pública manifiesta.

Los manifestantes exigen mejoras económicas. La moratoria en el incremento de los impuestos, tienen el objetivo de apaciguar la opinión pública manifiesta. | Foto: EFE

Publicado 4 diciembre 2018

El presidente de Francia decidió suspender temporalmente el alza de los impuestos debido a la presión ejercida por el movimiento "chalecos amarillos"

El presidente de Francia, Enmanuel Macron, aseguró este martes que se congelerá la subida de impuestos sobre los carburantes, aunque el movimiento "chalecos amarillos continúan con las exigencias". 

Pese a que el Gobierno de Macron decidió ceder ante una de las peticiones de los protestantes, ya ha transcurrido un tiempo considerable desde que se iniciaron las manifestaciones. 

Es por ello, que será difícil manejar la actual situación social en la que está envuelto el país, pues los ciudadanos están decididos a hacer cumplir sus demandas. "Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación", expresó el primer ministro, Édouard Philippe

Asimismo, señaló que las medidas que está implementando el Gobierno francés, sólo busca "apaciguar" a los ciudadanos molestos. 

Durante seis meses se detendrá el incremento de la tasa de carbono. Además de una convergencia de precios entre el diésel y la gasolina. El acuerdo también supone el no incremento de costos por electricidad y el gas. 

El primer ministro enfatiza que esta estrategia tendrá un impacto considerable en la economía del país, debido a que las cuentas del Estado deberán afrontar una disminución en los impuestos tras reducir el gasto público. Por ende, instó a un "gran debate nacional". 

"Quiero abrir un amplio debate sobre los impuestos y el gasto público. Se necesita más transparencia en los impuestos en Francia. Nuestros impuestos son los más altos de Europa, nuestro sistema fiscal es terriblemente complejo", aseguró el primer ministro, Édouard Philippe, a través de twitter. 

Algunas personas que integran el movimiento de "chalecos amarillos" están de acuerdo con la propuesta gubernamental, pero otros, no tanto, ya que aseguran que continuarán expresando su descontento. "Creen que desinflarán el movimiento, pero no. Lo vamos a endurecer", aseguró un anciano protestante. 

Los hechos violentos que han venido materializándose en Francia desde el pasado 17 de noviembre por desacuerdos en el alza de los impuestos, han producido la suficiente presión al Gobierno para que este se replantee mejorar el poder adquisitivo de los ciudadanos. 

>> ¿Quiénes son y qué piden los chalecos amarillos en Francia?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.