• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El repunte de casos en Francia afecta a departamentos situados alrededor de París. Las autoridades pretenden controlarlo antes del retorno a las escuelas, previsto para el próximo 1 de septiembre.

El repunte de casos en Francia afecta a departamentos situados alrededor de París. Las autoridades pretenden controlarlo antes del retorno a las escuelas, previsto para el próximo 1 de septiembre. | Foto: EFE

Publicado 27 agosto 2020


Blogs



Las autoridades aseguraron tener listos los recursos materiales y humanos para enfrentar un eventual reconfinamiento.

El Gobierno francés declaró otros 19 de sus 101 departamentos en "zona roja" por una mayor circulación del nuevo coronavirus, que se suman a los de París y el de Bouches du Rhône, cuya capital es Marsella. Las autoridades locales pueden tomar medidas adicionales de restricción.

LEA TAMBIÉN

Francia entregará mascarillas gratis a personas de bajos recursos

La decisión, anunciada este jueves por el primer ministro, Jean Castex, autoriza a los prefectos de esas regiones (en el sureste del país) a limitar los desplazamientos de personas y vehículos, prohibir ciertas concentraciones de gente o cerrar de forma provisional restaurantes, museos o mercados, entre otros puntos, cuando se considere necesario.

Actualmente, se registran en Francia unos 3.000 contagios diarios, frente a los 1.000 que, como promedio, existían a finales del confinamiento en mayo. También se detectan unos 39 positivos por cada 100.000 personas, un nivel cuatro veces mayor que hace un mes.

"Esos indicadores muestran que la epidemia gana terreno y que hay que intervenir o seguir haciéndolo de forma masiva", dijo Castex, precisando, pese a todo, que su alerta no significa que el país esté en una situación "grave" como la de principios de año.

A menos de una semana del regreso a las clases el 1 de septiembre, el Ejecutivo dejó claro en su conferencia de prensa que tiene preparados planes de confinamiento "territoriales o globales" y que el sistema hospitalario también está listo para una eventual nueva oleada de ingresos.

"Nuestro objetivo es hacer todo para evitar un reconfinamiento", dijo Castex, según el cual, los tres pilares gubernamentales para contener la epidemia son la prevención, una actuación local en función de las necesidades del terreno y la ruptura de la cadena de contagios con pruebas y aislamiento de los afectados.

En Francia, se efectúan en la actualidad unas 830.000 pruebas por semana y se quiere llegar al millón en septiembre. Además, desde el 17 de agosto se registran unas 700 multas al día por no llevar mascarillas en los lugares donde su uso es obligatorio.

Su utilización ha pasado a imponerse en todos los lugares cerrados donde haya varias personas, una decisión que a partir del 1 de septiembre entrará en vigor en las empresas, mientras que en las escuelas también será obligatoria en el patio para todos los mayores de 11 años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.