• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El diferendo comercial entre Reino Unido y Francia a propósito de los límites de pesca en la isla de Jersey es uno de los flecos que dejó el Brexit.

El diferendo comercial entre Reino Unido y Francia a propósito de los límites de pesca en la isla de Jersey es uno de los flecos que dejó el Brexit. | Foto: EFE

Publicado 7 mayo 2021


Blogs



Uno de los coletazos del Brexit mantiene en vilo las relaciones entre Francia y Reino Unido a propósito de la pesca.

El Gobierno francés de Emmanuel Macron subrayó este viernes que no transigirá en su rechazo a las restricciones que Reino Unido ha impuesto a sus pescadores para faenar en las aguas de la isla de Jersey, pero también matizó que pretende rebajar la tensión vivida el jueves último.

LEA TAMBIÉN: 

Francia se queja y advierte de parálisis política en Líbano

El secretario de Estado del Comercio Exterior de Francia, Franck Riester, declaró a una emisora local que "no transigiremos; el derecho es muy claro".

Al mismo tiempo, insistió en que "los británicos no respetan el acuerdo" sobre el Brexit en lo que respecta a los derechos de pesca en la referida isla, que está bajo soberanía de Reino Unido pero se halla a unas 11 millas náuticas (unos 20 km terrestres) de las costas francesas de Normandía.

Según Riester, las 41 licencias concedidas a barcos franceses son insuficientes y, sobre todo, llevan asociadas unas reglas "que no se han explicado y no se han consultado con las autoridades europeas", de forma que "están en contradicción con el acuerdo" del Brexit.

Esas licencias conllevan una serie de limitaciones sobre el tiempo que los franceses pueden faenar en las aguas de Jersey, las especies que pueden capturar y las artes de pesca que pueden utilizar.
 
Varias decenas de pesqueros galos organizaron una protesta el jueves contra esas reglas frente al puerto de la capital de Jersey, protegidos por dos patrulleras francesas, mientras que Reino Unido envió a la zona dos barcos militares, los cuales retiró una vez que finalizó esa acción.

Riester señaló este viernes que su posición es de "mucha firmeza" en este contencioso, pero también con "una voluntad de desescalada" porque no se quieren tomar "riesgos inútiles".

Al respecto, abundó: "Los pescadores pueden contar con las autoridades francesas y europeas para que se respete el derecho", dijo. 

El Gobierno de Jersey, a través de su viceministro principal, Gregory Guida, se reunió el jueves con los pescadores franceses que protestaban frente a su costa, con la intención de "escuchar las inquietudes (...) en cuanto a los derechos de pesca".

Guida afirmó que "se están haciendo amplios esfuerzos políticos y operativos con nuestra comunidad pesquera y las asociaciones pesqueras francesas, sus representantes regionales en Francia y los Gobiernos británico y francés para resolver la actual disputa y retomar las buenas relaciones anteriores".

Jersey es la más grande de las islas del Canal de la Mancha. Posee un Gobierno autonómico dependiente de la corona británica.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.