• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El estudio del fósil de milpiés de Escocia ofrece una nueva evidencia sobre el origen y la evolución de pequeños insectos.

El estudio del fósil de milpiés de Escocia ofrece una nueva evidencia sobre el origen y la evolución de pequeños insectos. | Foto: @txgeosciences

Publicado 28 mayo 2020



Blogs



El fósil de milpiés, ubicado en la isla escocesa de Kerrera, data de unos 425 millones de años de edad, siendo el más antiguo que pueda conocerse de un insecto o arácnido.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas (UT) en Austin, Estados Unidos (EE.UU.), reveló este jueves que el insecto más antiguo del mundo es el fósil del milpiés de Escocia.

LEA TAMBIÉN:

EE.UU. enviará nuevo contingente militar a Colombia en junio

De acuerdo con el equipo estadounidense, el fósil de milpiés de la isla escocesa de Kerrera tiene aproximadamente 425 millones de años de edad, siendo el más antiguo que cualquier fósil que pueda conocerse de un insecto o arácnido.

El investigador asociado de la Escuela de Geociencias Jackson de UT Austin y profesor adjunto en el Universidad de Massachusetts Boston, Michael Brookfield, expresó que el estudio ofrece una nueva evidencia sobre el origen y el desarrollo de pequeños insectos y plantas que "parece ser una rápida radiación de evolución desde estos valles montañosos, hasta las tierras bajas, y luego en todo el mundo después de eso".

Brookfield dirigió la investigación con coautores como la profesora del Departamento de Ciencias Geológicas de la texana Escuela Jackson, Elizabeth Catlos, y una estudiante de doctorado en la Universidad de Houston (Texas), Stephanie Suárez, reconocida por mejorar la técnica de datación fósil practicada en el estudio del vestigio del milpiés.

A través de la técnica de datación fósil, los investigadores han podido calcular que el fósil de milpiés de Escocia tiene unos 75 millones de años menos que la data en que otros científicos han estimado del milpiés más antiguo, por medio de otra técnica de datación de reloj molecular que se basa en la tasa de mutación del ADN.

Basado en lo anterior, Brookfield estima que los antiguos milpiés y fósiles de plantas, que ya se han encontrado, puedan ser especímenes más antiguos, bajo el método de datación fósil.

Si ese es el caso, según los investigadores, el hallazgo también significa que tanto los insectos como las plantas evolucionaron mucho más rápido que la línea de tiempo indicada por el reloj molecular.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.