• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Con sus gestos y acciones, Carlos Timoteo Griguol se ganó el respeto del hincha argentino, así no fuese el de su equipo.

Con sus gestos y acciones, Carlos Timoteo Griguol se ganó el respeto del hincha argentino, así no fuese el de su equipo. | Foto: Diario Sevilla

Publicado 6 mayo 2021


Blogs



Griguol pasó hace muchos años a la historia y cada aparición suya en público era motivo de ovación y aplausos de pie.

Esta nota de luto bien podría enfocarse en los logros como director técnico de Carlos Timoteo Griguol, quien falleció en Buenos Aires este jueves, así como en una rápida sinopsis de fechas y torneos conseguidos en su carrera, pero sería injusto con el hombre que es, por mil veces, más importante que el fútbol y los trofeos. 

LEA TAMBIÉN:

Duque garantiza Copa América pese a represión en manifestaciones

Repasando las páginas de diarios argentinos y leyendo las crónicas de periodistas deportivos, no hay más que palabras que encumbran al hombre por encima del entrenador.

Griguol pasó hace muchos años a la historia y cada aparición suya en público era motivo de ovación y aplausos de pie. Con sus gestos y acciones se ganó el respeto del hincha argentino, así no fuese el de su equipo.

“A Timoteo lo admira el fútbol argentino por ser formador de hombres, docente de humanos, segundo padre de pibes alejados de sus familias, consejero de jugadores adultos...”, relata en las páginas deportivas Hernán Srtori.

En el remate de su nota, el periodista escribe “quienes, como Carlos Timoteo Griguol, son ejemplo en vida dejan lecciones para la posteridad. Por eso el pueblo de Ferro despide a su viejo querido con unas eternas gracias. Vuele alto, maestro...”.

Ariel Ruya, en el medio La Nación, recuerda lo que en todos es una especie de línea editorial cuando se habla de Griguol: El viejo maestro se va a pintar estrategias a otro mundo. Cada día nos sentimos más vacíos, mezclados en una pandemia que nos roba lo mejor de nosotros, lo mejor que tenemos.

Tal vez, haya que seguir sus antiguos principios, más vigentes que nunca: “A los jugadores les exijo que hagan un curso de algo, que aprendan algún oficio. No acepto que me digan que sólo saben jugar al fútbol. Hay que estar preparado para la vida”.

Olé, el diario deportivo, le recuerda entre logros futbolísticos y semblanza al docente que sembró enseñanza. “Nombrar a Carlos Timoteo Griguol en Caballito es sinónimo de grandeza, de historia, de docencia. Es hablar de un ídolo, de quien fue una pieza fundamental en los años dorados de Ferro Carril Oeste".

Continúa el texto al afirmar que "tan grande fue Timoteo en Caballito que desde octubre del 2016 un Griguol de bronce le da la bienvenida a todos los que ingresan a la sede del club. Y ahí seguirá eternamente, para continuar haciendo sonreír a todos los que tuvieron la oportunidad de vivir esos momentos históricos, y para convertirse en un héroe o una leyenda para los más chicos, que seguramente escucharán hablar una y otra vez del gran maestro”.

Falleció esta mañana a los 86 años de edad, en el sanatorio Los Arcos de la capital federal por una neumonía agravada por síntomas de la  Covid-19, a pesar de haber sido vacunado. 

Ya había muerto hacía un mes y hace tres semanas y hace dos. Ya se había desmentido su fallecimiento en varias oportunidades, pero hoy fue confirmado por su familia.

En su despedida la hinchada argentina, toda, de seguro cantará: “Vení, vení, cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar. Que de la mano de Timoteo todos la vuelta vamos a dar”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.