• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Bashir, de 75 años, estaba detenido por los militares en un lugar mantenido en secreto desde su arresto tras el golpe con el que fue destituido.

Bashir, de 75 años, estaba detenido por los militares en un lugar mantenido en secreto desde su arresto tras el golpe con el que fue destituido. | Foto: Reuters

Publicado 17 abril 2019

Las manifestaciones continúan frente al cuartel general del ejército en Jartum, incluso luego del traslado de Omar al Bashir a una cárcel de máxima seguridad. 

Este miércoles, frente al cuartel general del ejército en Jartummanifestantes continuaron reclamando una rápida transición a un gobierno civil en Sudán, incluso después del traslado a la cárcel del expresidente Omar al Bashir, principal motivo de las protestas.

LEA TAMBIÉN:
Siria afirma que Trump toma decisiones para favorecer a Israel

"Bashir fue trasladado la noche el pasado martes a la prisión Kober de Jartum", indicó un allegado del exmandatario, que pidió el anonimato por razones de seguridad. Bashir, de 75 años, estaba detenido por los militares en un lugar mantenido en secreto desde su arresto tras el golpe con el que fue destituido.

La detención de Bashir no tranquilizó a los manifestantes, quienes protestan desde diciembre en contra del Gobierno, y que llevan días acampando frente al cuartel general del ejército en Jartum.

Los militares hicieron algunas concesiones a los manifestantes, entre ellas, la destitución del fiscal general, Omer Ahmed Mohamed.

"Enfrentamos gases lacrimógenos, muchos de nosotros fuimos detenidos. Nos dispararon y muchos murieron. Todo esto porque dijimos lo que queríamos", declaró uno de los manifestantes. Las autoridades indicaron que al menos 65 personas murieron durante las protestas desde diciembre. "Tememos que nos roben nuestra revolución, es por ello que estamos aquí, hasta que nuestras demandas se satisfagan", agregó.

Esta semana, testigos indicaron que varios vehículos militares rodearon el área y que las tropas removieron barricadas que montaron los manifestantes. Al tomar el poder, los militares anunciaron que un Consejo Militar gobernaría el país durante dos años, suscitando reacciones negativas de los líderes de las protestas que pidieron la disolución del consejo.

Un día después, el exministro de Defensa, Awad Ibn Ouf, dimitió como jefe de la junta, lo que la calle celebró. Su reemplazo el general Abdel Fatah al Burhan, inició el fin de semana conversaciones con los partidos políticos, sin obtener resultados.

El expresidente Bashir llegó al poder en 1989 y, cuando tomó el poder, Sudán estaba en medio de una guerra civil de 21 años entre el norte y el sur.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.