• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Al menos 63 personas murieron en un atentado suicida con bomba perpetrado este sábado durante una boda en Kabul.

Al menos 63 personas murieron en un atentado suicida con bomba perpetrado este sábado durante una boda en Kabul. | Foto: Europa Press (referencial)

Publicado 18 agosto 2019

El ataque con explosivos se produjo durante la celebración de una fiesta de matrimonio en la ciudad capital.

El grupo yihadista Estados Islámico (EI) asumió este domingo la responsabilidad de un atentado suicida durante la celebración de una boda en Kabul, capital de Afganistán, que dejó al menos 63 personas muertas y más de 182 heridas.

LEA TAMBIÉN:

Israel bombardea territorio de la Franja de Gaza

En un texto, cuya autenticidad no ha podido ser verificada por otras fuentes, el grupo se adjudica el ataque, uno de los más mortales en lo que va del año en la capital afgana, y reseña que uno de sus seguidores se inmoló con un coche bomba.

"Cuando las fuerzas de seguridad llegaron al lugar los muyahidines hicieron detonar un coche bomba aparcado, lo que causó 400 muertos y heridos entre los renegados y los miembros apóstatas de las tropas afganas", afirmó el grupo en la red Telegram.

Según el grupo, entre sus objetivos, destacaba lo que calificó como "una gran concentración de los renegados politeístas", en referencia a la minoría chiíta del país, a menudo blanco de ataques  de los yihadistas.

Horas antes, el presidente afgano Ashraf Ghani, acusó del ataque a los talibanes, pero el movimiento insurgente se descartó del atentado.

Desde la madrugada de este domingo, el ministro del Interior, Narrat Rahimi, informó que la explosión se produjo en la sala de bodas de un hotel de Shar Dubai, situada al oeste de Kabul. El funcionario declaró que en su visita al sitio vio muchos cuerpos caídos.

"Todo el mundo corrió hacia fuera gritando y llorando (...) durante 20 minutos la sala de bodas permaneció llena de humo, casi toda la gente en la sección de hombres estaban muertos o heridos", señaló el testigo, Mohamad Farhad.

El portavoz del Gobierno afgano, Feroz Bashari, afirmó que "el ataque es una signo claro de que los terroristas no pueden ver a los connacionales expresando felicidad". 

El atentado se presenta en medio de las negociaciones entre los talibanes y el Gobierno de Estados Unidos, que ultiman detalles para llegar a un acuerdo en la reducción de tropas estadounidenses en territorio de Afganistán a cambio de un cese al fuego y el rompimiento de relaciones con el grupo terrorista Al Qaeda.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.