• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La reciente victoria electoral de Luis Arce y el MAS-IPSP constituyó un triunfo de la movilización del pueblo boliviano, consideró Evo Morales.

La reciente victoria electoral de Luis Arce y el MAS-IPSP constituyó un triunfo de la movilización del pueblo boliviano, consideró Evo Morales. | Foto: Prensa Latina

Publicado 21 octubre 2020


Blogs



El líder boliviano recordó que los recursos naturales son de los pueblos, no a los imperios ni a las transnacionales.

El expresidente boliviano, Evo Morales Ayma, destacó este miércoles la alta participación que tuvo el pueblo de ese país en las elecciones del 18 de octubre (87 por ciento), suceso que consideró histórico e inédito.

LEA TAMBIÉN: 

Cómputo parcial de votos en Bolivia ratifica victoria del MAS

En declaraciones a medios argentinos, el líder boliviano manifestó que los comicios mostraron a un "pueblo movilizado, unido, organizado y sobre todo comprometido con su Patria".

Comentó que los resultados de ese ejercicio democrático son muy alentadores, especialmente, porque con el golpe de Estado de noviembre de 2019, al Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) lo derrotaron momentáneamente "con golpe, violencia, racismo y discriminación".

Pueblos contra mitos

"En un momento yo decía que el gringo había derrotado al indio; ahora nos recuperamos y nos toca a los indios derrotar al gringo. Estoy seguro de que en noviembre va a ser derrotado. Este es un proceso de mucha lucha abierta, lucha ideológica, lucha democrática. Estoy seguro de que el pueblo norteamericano va a derrotarlo democráticamente", expresó.

Además de querer seguir adelante con el proceso de cambios y la revolución democrática con Luis Arce y David Choquehuanca a la vanguardia, el pueblo boliviano dijo con su participación que nunca hubo fraude (en referencia a las mentiras que se divulgaron del proceso electoral anterior), consideró Evo. "Durante todo el año dijimos que no hubo fraude y hoy todas las investigaciones internacionales demuestran que no lo hubo", agregó.

Recordó que el Gobierno de facto postergó las elecciones permanentemente con el supuesto motivo de la pandemia y gracias a la movilización popular fue que "garantizamos las elecciones para el 18 de octubre".

Manifestó que el Gobierno de facto estaba maniobrando para forzar a una segunda vuelta electoral, pero el MAS-IPSP ganó en primera vuelta a pesar de la instrucción de que la gobernante de facto Jeanine Áñez debía renunciar y luego las presiones para que lo hicieran otros candidatos presidenciales, instrucciones "que vienen de Estados Unidos", dijo.

Estimó que el MAS-IPSP "ahora va a llegar al 55 por ciento (de los votos), Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) está a menos de 30 por ciento y Luis Fernando Camacho (Creemos) cerca del 15 por ciento... Si hubiéramos ido a una segunda vuelta, hubiéramos ganado en segunda vuelta también", acotó.

Washington ordenó el golpe y Luis Almagro lo concretó

Mencionó una idea plasmada en un reciente libro de la periodista argentina Stela Stela Calloni: "Golpe en Bolivia: Washington ordena, OEA ejecuta", apuntó.

Refirió que meses atrás el dueño de la compañía Tesla, productora de autos eléctricos en Estados Unidos, dijo textualmente: "Nosotros vamos a realizar el golpe donde querramos. Lidien con eso", y ese empresario reconoció que todo es por el control del litio.

Se preguntó a quién pertenecen los recursos naturales, si a los pueblos o a los imperios y las transnacionales. Al respecto, afirmó que "a nosotros no nos perdonan que los llamados indios, primero, democráticamente derrotamos a los sumisos del imperio, y en segundo lugar, que una vez en el Gobierno, hemos nacionalizado el gas, el petróleo y todos los recursos naturales, entre ellos el litio".

Recordó que cuando el MAS-IPSP llegó al Gobierno en el 2006, las reservas internacionales de Bolivia ascendían a 1.700 millones de dólares y diez años después habían llegado a 15.000 millones de dólares.

Aseveró que "nunca, desde la fundación de la República, avanzó tanto Bolivia, con los movimientos sociales, los obreros... Los indígenas hemos sido muy atrevidos para lanzar nuestro movimiento político, pero nos hemos reunido y nos hemos unido a los partidos de izquierda. De ahí la importancia de la unidad", enfatizó.

Consideró que durante los primeros años de gestión del MAS-IPSP ni él, su vicepresidente Álvaro García Linera y otros compañeros no tenían experiencia en gestión pública, pero los 14 años transcurridos constituyen una escuela de aprendizaje.

Opinó que en 2006 su Gobierno halló "un país destrozado y nosotros lo sacamos adelante. Ahora Lucho tiene experiencia y le han dejado un país destrozado en 11 meses, pero junto al pueblo y los movimientos sociales lo sacarán adelante", aseguró.

Política exterior antimperialista

Evo recordó que el MAS-IPSP tiene una política basada en el derecho internacional y ha trabajado para establecer relaciones diplomáticas con todo el mundo, con prioridad con aquellos países y Gobiernos con posiciones anticolonialistas, antineoliberales y antiimperialistas.

Acotó que la proyección anticolonialista viene de una herencia de lucha de los antepasados indígenas y nunca los abandonará, a lo que ahora se suma que son antiimperialistas.

Expresó que bajo la diplomacia de los pueblos y el respeto mutuo, se puede establecer relaciones diplomáticas con todo el mundo. "Si no nos respetan algunos países, tenemos derecho a exigir respeto por una cuestión de dignidad y soberanía de mi pueblo", recalcó.

Contó que comparte con el presidente argentino Alberto Fernández la intención de relanzar Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y recordó que cuando esa organización estaba consolidándose, se evitaban golpes de Estado y, además, no se necesitaba la Organización de Estados Americanos (OEA), afirmó.

Manifestó que desde la administración de Barack Obama y luego con Donald Trump al frente de la Casa Blanca han organizado esfuerzos "para destrozar a nuestros centros u organismos de integración como Unasur o Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)", creados por Fidel Castro, Hugo Chávez, Rafael Correa y Luiz Inácio Lula da Silva.

"Primero organizaron la llamada Alianza del Pacífico para destrozar Unasur, con los mismos modelos económicos del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y del Consenso de Washington, de América para los americanos, y luego organizaron el Grupo de Lima con gobiernos de derecha para enfrentar a Venezuela".

Certezas y esperanzas

Evo consideró que el país está en una situación económica difícil, pero "estamos convencidos de que vamos a salir adelante con la experiencia de gestión pública. Tenemos que ayudar y acompañar, y sobre todo cuidar a Lucho. Cuidarlo a él equivale a cuidar nuestro proceso de cambios y cuidar al pueblo", opinó.

Recalcó que "con unidad siempre los más humildes triunfan", frente a quienes "quieren dominarnos, dividirnos e incluso intervenirnos porque solo piensan en saquear nuestros recursos naturales (...). La lucha de la Humanidad es por nuestros recursos naturales".

Recordó que "cuando decimos que los recursos pertenecen a los pueblos, entonces vienen las bases militares, las intervenciones militares y los golpes de Estado. Frente a esta clase de agresiones político-militar y de carácter mediático, necesitamos unidad, unidad y más unidad", destacó.

Pese a los desafíos, se mostró convencido del valor de la lucha para las nuevas generaciones. "En Bolivia, el año pasado, no sé qué porcentaje de jóvenes no creían en la revolución democrática-cultural y no creían tal vez en Evo.... Después de vivir 11 meses con golpes, en dictadura, con la derecha, se dieron cuenta. Una cosa es haber vivido el ambiente del neoliberalismo y ahora el ambiente del proceso de cambios", dijo.

Por último, manifestó que desea volver a Bolivia cuanto antes, aunque hay pendientes asuntos jurídicos. "No cometí ningún delito, tal vez errores; todos nos equivocamos como seres humanos", manifestó.

"Cuando llegué a la Presidencia sin formación académica, me pregunté cómo pudo ello ocurrir y me respondí que llegué así gracias a la verdad y a la honestidad. Han querido abrirme cerca de 30 procesos, pero ninguno es por corrupción y no lo lograrán", precisó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.