• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El expresidente planteó la nacionalización de las clínicas privadas puesto que la salu debe ser derecho humano fundamental y no un medio lucrativo.

El expresidente planteó la nacionalización de las clínicas privadas puesto que la salu debe ser derecho humano fundamental y no un medio lucrativo. | Foto: Reuters

Publicado 15 mayo 2020



Blogs



El exmandatario boliviano también se refirió a los grandes retos que impone la pandemia del coronavirus para la región de América Latina.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó este viernes las intensiones del presidente de los Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, de criminalizar al Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, con fines injerencistas e intervencionistas.

LEA TAMBIÉN:

Vicepresidenta afirma que EE.UU. quiso legalizar intervención contra Venezuela

Durante la reunión virtual del V Encuentro del Grupo de Puebla, el exmandatario boliviano instó a esa agrupación de líderes progresistas de Iberoamérica a incluir en la agenda de debate las constantes agresiones de EE.UU. contra la nación suramericana, como práctica habitual de su política exterior contra los países de la región que se deslindan de su ideología capitalista.

"No podemos permitir que sea criminalizado el Gobierno de Venezuela por parte de Estados Unidos", enfatizó Morales quien también promovió una acción conjunta entre los países participantes para responder a la implicación de Washington en el golpe de Estado que se perpetró en su contra.

De igual forma, Morales se refirió a los retos que ha impuesto la pandemia del coronavirus, por lo que llamó a promover una campaña internacional para proponer ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que la salud sea considerada un derecho humano fundamental y no un medio lucrativo.

El expresidente planteó la nacionalización de las clínicas privadas, argumentando que la investigación científica y la industria farmacéutica deben estar en función de los beneficios populares y los Estados, no de una pequeña oligarquía.

Asimismo, aseveró que la pandemia del coronavirus será una fuente de más pobreza y desigualdad en el mundo ante los cual se impone la necesidad de ser más humanos y solidarios así como desechar posturas como el individualismo, el consumismo y el sectarismo.

A propósito, remarcó la necesidad de condonar la deuda externa de los países más afectados o al menos postergar el pago de los intereses, para permitir a esas naciones destinar mayores recursos a la salud pública y a los sectores sociales más vulnerables.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.