• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los científicos indicaron que las corrientes marinas cerca de las profundidades del Mediterráneo pueden crear "puntos calientes de microplástico".

Los científicos indicaron que las corrientes marinas cerca de las profundidades del Mediterráneo pueden crear "puntos calientes de microplástico". | Foto: El País

Publicado 1 mayo 2020


Blogs



Dichas concentraciones pueden llegar a contener hasta 1.9 millones de pequeños trozos de plástico por metro cuadrado, según los investigadores.

El fondo marino registra elevados niveles de microplásticos que afectan los ecosistemas oceánicos y los animales que habitan en estos, reveló un estudio realizado por centros educativos europeos y publicado en los medios el jueves.

LEA TAMBIÉN:

Tren China-Europa con suministros médicos llega a Budapest

La investigación elaborada por varias universidades de Europa, entre ellas la de Manchester, Inglaterra, resaltó que el 99 por ciento de las acumulaciones de plástico se crean por las corrientes oceánicas.

Dichas concentraciones pueden llegar a contener hasta 1.9 millones de pequeños trozos de plástico por metro cuadrado, de acuerdo con el estudio.

"Descubrimos que los microplásticos no están distribuidos uniformemente en el área de estudio, sino que están distribuidos por poderosas corrientes del fondo marino que los concentran en ciertas áreas", afirmó el investigador que dirigió el trabajo, Ian Kane, de la Universidad de Manchester, en Inglaterra.

Los científicos europeos indicaron que las corrientes marinas cerca de las profundidades del Mediterráneo pueden crear "puntos calientes de microplástico", refiriéndose a grandes acumulaciones de sedimentos de pequeñas partículas de plástico, equivalentes a los llamados "parches de basura" que flotan en el océano.

En el estudio se analizaron las muestras de sedimentos del fondo del mar Tirreno, frente a la costa occidental de Italia. Posteriormente, a través de modelos de corrientes oceánicas profundas y un mapeo detallado de las profundidades del mar, determinaron cómo estos flujos distribuían las partículas.

Consecuentemente, el equipo se percató de que los microplásticos se concentraron principalmente en profundidades marinas de entre 600 y 900 metros, donde las corrientes son más fuertes.

Dichos materiales afectan los ecosistemas oceánicos y los animales que habitan en estos. Además, el investigador británico Florian Pohl, del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Durham, advierte que "el plástico se ha convertido en un nuevo tipo de partícula de sedimento, que se distribuye a través del fondo marino junto con arena, barro y nutrientes".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.