• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El conflicto en Tigray vuelva a salpicar a la vecina Eritrea, a la que los rebeldes acusan de ayudar al ejército etíope

El conflicto en Tigray vuelva a salpicar a la vecina Eritrea, a la que los rebeldes acusan de ayudar al ejército etíope | Foto: @RadioMariaSpain

Publicado 29 noviembre 2020


Blogs



Los recientes bombarderos del TPLF se producen cuando Etiopía anunció que tomó el control de Tigray.

Las fuerzas del Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) dispararon cohetes hacia la capital de Eritrea, Asmara, por segundo día consecutivo, después de que las tropas etíopes los expulsaran de su capital regional, Mekelle.

LEA TAMBIÉN:

Etiopía inicia ofensiva para tomar control de Tigray

Las fuerzas del TPLF, que han estado luchando contra las tropas etíopes durante las últimas tres semanas, han culpado a Eritrea de colaborar con la ofensiva lanzada por el primer ministro etíope, Abiy Ahmed.

Ahmed  dijo el sábado que se completaron las operaciones militares en la región norteña de Tigray, poco después de que anunció que las tropas federales habían tomado el control total de la capital regional, Mekelle.

"Me complace compartir que hemos completado y cesado las operaciones militares en la región de Tigray", dijo en un tuit. Menos de una hora antes, la autoridad política dijo en un comunicado: "El gobierno federal ahora tiene el control total de la ciudad de Mekelle".

La embajada de Estados Unidos en la capital de Eritrea ha trasladado en un comunicado publicado en su web que el sábado a las 22H13 horas pudieron escucharse seis explosiones. 

Según la legación, el viernes también pudo escucharse una explosión y al menos tres cohetes se dispararon desde Tigray a Eritrea hace dos semanas.

En Etiopía, el primer ministro sostuvo que "la policía federal continuará ahora con su tarea de aprehender a los criminales del TPLF y llevarlos al tribunal de justicia".

Las autoridades habían dicho anteriormente que las fuerzas gubernamentales se encontraban en las etapas finales de una ofensiva en la región y que se ocuparían de proteger a los civiles en Mekelle, una ciudad de 500.000 habitantes.

Hasta ahora no se dispone de información precisa sobre el conflicto pero se cree que varios miles de personas han muerto en los combates, mientras que más de 43.000 etíopes han huido al vecino Sudán.  
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.