• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Ante las nuevas sanciones los voceros del Gobierno y la Cancillería rusos afirmaron que darían respuesta decisiva y recíproca

Ante las nuevas sanciones los voceros del Gobierno y la Cancillería rusos afirmaron que darían respuesta decisiva y recíproca | Foto: DW

Publicado 15 abril 2021


Blogs



Las medidas de presión estadounidenses se toman a partir de una presunta interferencia de Rusia en sus elecciones presidenciales.

El presidente estadounidense, Joe Biden, firmó este jueves un decreto mediante el cual su país impone nuevas medidas restrictivas unilaterales a Rusia a causa de supuestas “acciones de su Gobierno y servicios de inteligencia contra la soberanía e intereses estadounidenses”.

LEA TAMBIÉN:

EE.UU. califica de "constructiva" charla entre Biden y Putin

Las medidas incluyen la deportación de 10 empleados de la embajada rusa en Washington D.C. y afecta directamente a 16 entidades y 16 personas, que según la Casa Blanca estarían relacionados con la presunta injerencia rusa en el marco de los comicios presidenciales de EE.UU. en noviembre de 2020.

Además, el Departamento del Tesoro de EE.UU. prohibió a las instituciones de su país participar en el mercado primario de bonos que sean emitidos a partir del próximo 14 de junio por el Banco Central de Rusia, el Fondo de Bienestar Nacional ruso o el Ministerio de Finanzas de ese país, así como el préstamo de fondos a esas instituciones.

“Esta directiva otorga la facultad al Gobierno estadounidense de expandir sanciones contra la deuda soberana de Rusia mientras sea necesario”, apuntó el comunicado de la Casa Blanca.

El anuncio de la medida sucede a solo dos días de que los presidentes de ambas naciones sostuvieran una conversación telefónica y acordaron para los meses próximos la celebración de una reunión bilateral. 

De acuerdo con la Casa Blanca, otras seis empresas rusas estarían involucradas en supuestas acciones de ciberespionaje. Según el comunicado, estas habrían brindado apoyo a un programa del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, al “ayudar al desarrollo de herramientas e infraestructura para la realización de actividades cibernéticas malignas”.

El documento añade que el Gobierno de EE.UU. seguirá "haciendo responsable a Rusia por sus ciberactividades maliciosas, como el incidente con la empresa SolarWinds, aplicando todas las políticas y autoridades disponibles”.

Igualmente, Estados Unidos impuso sanciones contra ocho personas y entidades asociadas con lo que llaman la "ocupación" de la región de Crimea, cuando más del 90 por ciento de su población decidió en referendo la reunificación con Rusia, luego del golpe de Estado ocurrido en Ucrania en 2014.

Rusia responde a medidas de presión

Por su parte, Rusia condenó el plan de nuevas medidas coercitivas unilaterales de Washington y enfatizó en que responderían sobre la base de la reciprocidad para garantizar mejor sus intereses.

El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitry Peskov, apuntó en un encuentro con los medios que su país condena las sanciones. "Las consideramos ilegales. En todo caso, el principio de reciprocidad en esta materia es válido; reciprocidad en la forma que mejor sirva a nuestros intereses”, dijo.

Por otra parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso convocó al embajador de EE.UU. en Moscú, John Sullivan, a causa de estas nuevas medidas de presión. De acuerdo con la Cancillería del país eslavo, las acciones de Biden no se mueven hacia la normalización de relaciones bilaterales.

La portavoz de la Cancillería, María Zajárova, comentó que la responsabilidad de la crisis diplomática bilateral recae en Washington.

La funcionaria declaró que Rusia ha advertido "repetidamente a EE.UU. sobre las consecuencias de sus pasos hostiles, que confirman peligrosamente el grado de confrontación entre nuestros países".

Agregó que este curso "no responde a los intereses de los pueblos de las dos principales potencias nucleares, que tienen una responsabilidad histórica por el destino del mundo”, recalcó.

La vocera de la diplomacia rusa también expuso que “en la conversación telefónica con el presidente ruso, Joe Biden expresó su interés en normalizar las relaciones ruso-estadounidenses. Pero las acciones de su Administración indican lo contrario”, valoró.

Finalmente, Zajárova expresó que Rusia daría una respuesta decisiva  ante las medidas estadounidenses. “La reacción a las sanciones será inevitable”, ratificó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.