• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
De acuerdo con la cantidad de habitantes que tienen, a cada estado se le permite elegir a un número determinado de miembros del Colegio Electoral.

De acuerdo con la cantidad de habitantes que tienen, a cada estado se le permite elegir a un número determinado de miembros del Colegio Electoral. | Foto: EFE

Publicado 17 marzo 2020



Blogs



La carrera electoral estadounidense tiene entre sus particularidades un sistema de voto indirecto.

En 2016, la candidata demócrata Hillary Clinton obtuvo 2.865.075 votos más que su contendiente, Donald Trump. Sin embargo, la presidencia la obtuvo el republicano, a pesar de tener menor apoyo popular.

LEA TAMBIÉN 

Sanders anuncia que no abandona campaña presidencial en EE.UU.

Según estipula el sistema democrático estadounidense, para ganar el máximo puesto de la Casa Blanca se toman en cuenta los votos de los colegios electorales y no todos los estados tienen asignadas la misma cantidad.

Cada estado, teniendo en cuenta su importancia, otorga a los candidatos más o menos votos. Dependiendo de quien gane por el voto popular en cada estado, se le consigna la totalidad de los votos de su colegio electoral.

Esto quiere decir que, por ejemplo,  Florida, con 29 votos, otorgará esa cantidad de cupos a quien resulte ganar de las elecciones dentro de su territorio, sin tener el número real de personas a un conteo global. Por otra parte, estados como New Hampshire aportan solo cuatro votos.

Históricamente, hay una tradición de estados en los que predomina la preferencia por uno u otro partido. Se denomina entonces "estados rojos" a los que suelen elegir representantes republicanos y "estados azules", a los que prefieren a demócratas.

Aunque no es una predicción exacta, la tendencia es que los estados rojos se encuentren en el sur, las grandes llanuras y en estados montañosos. Los azules, en cambio, se encuentran en el noreste, en el área norte del centro y en la costa oeste.

No obstante, el centro es el lugar de mayor división. Illionois suele ser el más azul.

Los estados péndulo

Sin tener en cuenta la tendencia de cada estado por un partido u otro, California, Texas y Florida suelen ser los que aportan mayor cantidad de votos, con 55, 38 y 29 respectivamente.

Por su parte, los que menos importancia tienen, con tres puntos, son Alaska, Montana, Delaware, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Vermont, Wyoming y Washington D.C., que si bien no es un estado, tiene derecho a dar votos por la ley XXIII Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

No obstante, lo que puede ser definitorio en una elección estadounidense es ganar los llamados “estados péndulo”, como ocurrió en la carrera presidencial de 2016. Se trata de sitios cuyo voto no es claro y otorgan posibilidades a ambos partidos.

Por ejemplo, Ohio había votado cinco veces por cada partido desde 1976 hasta 2016, cuando eligió a Trump. Así se consolidó el hecho de que ningún republicano ha ganado las elecciones sin ese voto.

Asimismo, en los últimos años el candidato que gana Florida, alcanza la presidencia y Trump no fue la excepción.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.