• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los jefe del Estado y del Gobierno de España, Felipe de Borbón y Pedro Sánchez presidieron las conmemoraciones del 23F.

Los jefe del Estado y del Gobierno de España, Felipe de Borbón y Pedro Sánchez presidieron las conmemoraciones del 23F. | Foto: EFE

Publicado 23 febrero 2021


Blogs



La toma del Congreso español hace 40 años y la asonada militar fueron recordadas sin su protagonista, Juan Carlos I.

España conmemoró este martes los hechos que hace 40 años amenazaron con interrumpir el naciente régimen constitucional de 1978, cuando una intentona golpista, no aclarada por completo al día de hoy, tuvo como escenario principal el Congreso de los Diputados.

LEA TAMBIÉN: 

Suman 109 los detenidos en protestas por Hasel en España

El acto de conmemoración tuvo lugar en la sede del propio legislativo y contó con la participación del rey Felipe VI de Borbón, hijo de uno de los protagonistas del 23 de febrero de 1981, Juan Carlos I, quien se encuentra en Arabia Saudita, desde agosto último, en medio de un escándalo de corrupción.

En aquel momento, el entonces coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero, pistola en mano, tomó por la fuerza el plenario del Congreso de los Diputados en la cual se celebraba la sesión de investidura del presidente Leopoldo Calvo Sotelo, y mantuvo de rehenes a los legisladores durante 18 horas, hasta que Juan Carlos I habría puesto fin a la intentona golpista.

Los autores materiales de la asonada fueron enjuiciados y cumplieron penas de presión aunque en los años noventa fueron excarcelados.

Juan Carlos de Borbón cargó entonces con el reconocimiento popular y político por haber abortado la asonada golpista, aunque el papel de la Casa Real en aquellos hechos ha sido cuestionado hasta el día de hoy, lo cual motivó la ausencia de los partidos independentistas y nacionalistas catalanes y vascas.

De hecho, la propia ausencia de Juan Carlos de Borbón en los actos conmemorativos pone en evidencia el deterioro de la imagen del monarca quien entonces solo tenía 43 años y, según la versión oficial desempeñó un "rol decisivo" para frenar la intentona, al llamar uno por uno a los capitanes generales que dirigían las distintas regiones del país para que respetaran la legalidad democrática y ya de madrugada, pronunció un discurso en televisión en apoyo a la democracia, vestido de capitán general de los ejércitos.

La conmemoración se produce en medio de tensiones políticas crecientes luego que el vicepresidente segundo del Gobierno, el izquierdista Pablo Iglesias declarara que el país no vive en "normalidad democrática".
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.