• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La ultraderecha se ha ganado el derecho a imponer debates retrógrados y humillantes para la mujer y los migrantes,

La ultraderecha se ha ganado el derecho a imponer debates retrógrados y humillantes para la mujer y los migrantes, | Foto: Reuters

Publicado 11 noviembre 2019 (Hace 6 horas 14 minutos)





Aunado al avance imprevisible de los extremista de Vox, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos perdieron escaños respecto a los comicios de abril pasado.

La irrupción del partido ultraderechista Vox en el panorama electoral de España, tras los resultados de las elecciones generales, aumenta la incertidumbre sobre la conformación del nuevo Gobierno a más de diez meses de paralización de la gobernabilidad en el país europeo.

LEA TAMBIÉN:

Pablo Iglesias dispuesto a formar un gobierno de coalición en España

Aunado al avance imprevisible de los extremista de Vox, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos perdieron escaños respectos a los comicios de abril pasado, lo que hunde las posibilidades de un acuerdo entre la izquieda española.

El hartazgo ciudadano ante la paralización en el Congreso, tras siete meses de negociaciones infructuosas entre el PSOE y Podemos, vitalizó las opciones de Vox, un partido ultranacionalista  nacido en 2013, que consiguió ubicarse como la tercera fuerza política del país.

El polarizado electorado no otorgó suficientes escaños para gobernar con mayoría ni a los partidos de derecha ni a los de izquierda, aunque los socialistas fueron el partido más votado. Los comicios son los cuartos que celebra España en cuatro años.

No obstante, el resultado -marcado por un tenso telón de fondo de violenta crisis secesionista en Cataluña y un fuerte avance del ultraderechista Vox- dejó el panorama político español aún más fragmentado.

Aunque el líder del PSOE, Pedro Sánchez, , ha sido optimista para sacar adelante un nuevo Gobierno su disputa con Unidas Podemos para formar una alianza, coloca las posibilidades de un exitoso acuerdo entre las dos formaciones en un punto bajo.

Si bien es cierto que el PSOE gano las elecciones del 10-N con 120 escaños, tres menos a los del abril 28, está lejos para alcanzar la mayoría en el Congreso de los Diputados conformado por 350 legisladores electos.  

Sánchez ya no podrá apoyarse en Ciudadanos, que ha perdido 47 escaños, una debacle que han aprovechado el Partido Popular, la segunda formación más votada con 88 escaños, 22 más que en abril, y Vox, con 52 diputados, el verdadero ganador de los comicios, resaltan analistas.

La ultraderecha se ha ganado el derecho a imponer debates retrógrados y humillantes para la mujer y los migrantes, y a ser uno de los principales guionistas de la próxima legislatura en el Congreso.

Por su parte, Podemos desciende a 35 escaños (tenía 42), mientras Ciudadanos se hunde a solo 10 diputados (en abril logró 57). El líder de la formación de centro derecha, Albert Rivera, renunció este lunes a la presidencia del partido.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ya comentó este lunes que "la victoria de su formación es un dique de contención frente al separatismo" y a la legislación totalitaria de los progres (independentistas)" que por fin va a encontrar una "oposición firme".

Por otra parte, en su discurso ante los militantes socialistas, el presidente en funciones del Gobierno español hizo un llamado a "todos los partidos" para que actúen con "responsabilidad y generosidad", aunque ha apuntado su preferencia por una administración progresista.

Las fuerzas de izquierdas (PSOE, Podemos y Más País), que en abril sumaban 165 escaños, en esta ocasión se quedan en 158. El bloque de derechas (PP, Vox, Cs y Navarra Suma), con 152 escaños, mejora en 5 parlamentarios sus números de los pasados comicios.

Para ser investido presidente en la primera votación, es necesario llegar a los 176 diputados de la mayoría absoluta. En segunda votación, el candidato logra la investidura si saca más votos a favor que en contra.
En el caso de que ningún candidato consiga la investidura, la única salida serían unas terceras elecciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.