• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Hasta las arenas de los toros en Madrid han servido de escenario para los comicios de este martes, que sitúan como ganador a la presidenta Ayuso.

Hasta las arenas de los toros en Madrid han servido de escenario para los comicios de este martes, que sitúan como ganador a la presidenta Ayuso. | Foto: EFE

Publicado 4 mayo 2021


Blogs



Se esperan los resultados definitivos de las elecciones, pero el Partido Popular sería el ganador de la jornada.

Las adelantadas elecciones de la Comunidad de Madrid, celebradas este martes culminaron cuando a las 18H00 horas local (17H00 UTC) cerraron la mayoría de los colegios electorales y con ellos, una jornada donde no había nada seguro, excepto la confrontación entre los partidos.

LEA TAMBIÉN: 

A media jornada, Madrid registra alta afluencia de votantes

La primera encuesta, divulgada por la estatal RTVE y la autonómica TeleMadrid dan como ganador al Partido Popular, aunque sin mayoría absoluta.

El PP de Isabel Díaz Ayuso ganaría las elecciones de este martes con un 43,7 por ciento de los votos y una horquilla de entre 62 y 65 diputados, más del doble de los 30 que consiguió en 2019, según el sondeo de Gad3 para RTVE.

Sin embargo, necesitaría los entre 12 y 14 escaños del ultraderechista Vox para gobernar.

La suma de ambos partidos superaría la mayoría absoluta (69 diputados) con un total de 74-79 asientos, mientras que el bloque de la izquierda se quedaría entre los 56 y 63 diputados, sin posibilidad de formar gobierno.

Ciudadanos, por su parte, desaparecería de la Asamblea de Madrid al no haber alcanzado la barrera del 5 por ciento de los votos (se queda en 3,2 por ciento).

A estas horas, todavía no hay reacciones por parte de los candidatos.

Largas colas, distancia de seguridad, mascarillas y gel hidroalcohólico, han sido las imágenes predominantes este martes, por la aplicación de los protocolos contra los contagios de la Covid-19, aunque la jornada electoral transcurrió, en general, sin incidentes, excepto aquel en un grupo de mujeres semidesnudas se manifestó frente al colegio electoral donde debía votar la candidata ultraderechista Rocío Monasterio, de Vox.

Estas son las cuartas elecciones que alguna de las comunidades autónomas celebran desde el estallido de la pandemia: las de Galicia y el País Vasco, el verano pasado alcanzaron una participación del 48,9 y 50,7 por ciento, respectivamente; y las de Cataluña, en febrero último fueron del 51,2 por ciento.

A las 19H00, una hora antes del cierre, la participación se ubicó en un 69,26 por ciento, la más alta en los últimos diez años.

La participación en la jornada electoral habría crecido un 11 por ciento en los municipios de entre 50.000 y 250.000 habitantes con datos hasta las 19H00, muchos de ellos situados en el denominado "cinturón rojo" (favorable al PSOE, Podemos y Más Madrid, el bloque de la izquierda) como Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles o Arganda del Rey. Se ha situado en un casi un 71 por ciento.

La recta final de la campaña para las elecciones ha estado teñida por el choque entre los candidatos tras el último debate, y este a su vez motivado por el envío de cartas amenazantes a líderes políticos, entre ellos los candidatos Pablo Iglesias (Unidas Podemos) e Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular).

Ángel Gabilondo, del PSOE, fue el candidato más votado en 2019 (27,35 por ciento de los votos, 37 escaños) y ahora aspira a formar un tripartito con Podemos y Más Madrid.

Díaz Ayuso está en condiciones de doblar su representación en la Asamblea de Madrid (30 escaños, 22,21 por ciento de los votos en 2019), si se cumplen los pronósticos.

La candidata a la reelección ha sido el aglutinante principal del voto de la derecha, con una capacidad para atraer votantes de Vox que no ha mostrado su partido a nivel nacional, según los últimos sondeos. 

La candidata de Más Madrid, Mónica García, que tenía menor foco al principio ha crecido junto a las expectativas de su partido, que han aumentado sobre todo a costa del apoyo al PSOE.

La campaña de García, que ha querido situarse al margen de la disputa política, ha buscado sobre todo la movilización de la izquierda indecisa y abstencionista, pero terminó haciéndose con una voz propia.

La magnitud del resultado del partido ultraderechista Vox, representado por Rocío Monasterio será también la de su influencia en la formación de un eventual gobierno conservador, el cual se da por descontado si, en definitiva, el PP y Vox superan la barrera de los 69 escaños necesarios.

Pablo Iglesias, de Podemos dejó el Gobierno en Moncloa para salir al rescate de su formación en la Comunidad de Madrid: de vicepresidente a candidato.

El 5,6 por ciento los votos en 2019, le reportaron 7 escaños y amenazaba con dejar a la coalición morada fuera del tablero en la región que les vio nacer y en la que son más visibles.

Iglesias candidato a la Asamblea de Madrid espera remontar los resultados de hace dos años y ser de nuevo actor determinante en un gobierno progresista; de lo contrario, se abre la incertidumbre en su trayectoria. 
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.