• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad acentuada desde 2001 con la invasión de EE.UU.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad acentuada desde 2001 con la invasión de EE.UU. | Foto: Reuters

Publicado 1 septiembre 2019



Blogs



"Estamos a punto de poner fin a la invasión y alcanzar una solución pacífica para Afganistán", dijo el portavoz talibán en Qatar, Suhail Shaheen.

El Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) y el Movimiento Talibán están "a las puertas de un acuerdo" para terminar 18 años de guerra en Afganistán, indicó este domingo el negociador en jefe de Washington, Zalmay Khalilzad, al concluir una nueva ronda de negociaciones con los insurgentes en Qatar.

LEA TAMBIÉN:

Nuevo ataque talibán deja al menos 27 muertos en el norte de Afganistán

“Estamos a punto de llegar a un acuerdo que reducirá la violencia y abrirá la puerta para que los afganos se sienten juntos a negociar la paz”, informó Khalilzad en su cuenta Twitter.

Desde la red social el enviado especial de EE.UU. para Afganistán también divulgó que viajaría desde Qatar a Kabul para realizar una serie de consultas sobre el acuerdo y lograr que sea definitivo.

Tanto el funcionario estadounidense como los talibanes confirmaron que la última ronda de conversaciones había terminado, aunque quedan temas técnicos en discusión. "Estamos a punto de poner fin a la invasión y alcanzar una solución pacífica para Afganistán", dijo el portavoz talibán en Qatar, Suhail Shaheen.

Tras ocho días de negociaciones en Doha, se pretende que los talibanes garanticen que Afganistán no se convertirá en un refugio de terroristas, a cambio de una fuerte retirada de tropas estadounidenses.

A la par de las negociaciones, los enfrentamientos continúan en Afganistán. Los talibanes se encuentra en medio de un combate que tiene más de 24 horas, para ocupar la ciudad estratégica de Kunduz, en el norte del país, donde hay un saldo preliminar de 20 militares, 36 rebeldes y cinco civiles muertos, así como 80 heridos.

Por ello, los analistas políticos advierten que el acuerdo no acabaría por sí solo con los enfrentamientos entre el grupo insurgente y las fuerzas gubernamentales afganas, sino que serviría como punto de partida para conversaciones entre los propios afganos, pues hasta el momento los talibanes se han negado a dialogar con representantes de Kabul.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad acentuada desde 2001 cuando EE.UU. y sus aliados de la OTAN invadieron el territorio en una supuesta cruzada contra el terrorismo que ha dejado ya miles de muertos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.