• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Muchas ciudades de EE.UU. han contribuido poco en evitar que las protestas ciudadanas contra el racismo se volvieran violentas en los últimos días.

Muchas ciudades de EE.UU. han contribuido poco en evitar que las protestas ciudadanas contra el racismo se volvieran violentas en los últimos días. | Foto: EFE

Publicado 31 mayo 2020


Blogs



Durante las protestas en Minneapolis, la policía arremetió contra varios periodistas nacionales y extranjeros a pesar de que se habían identificado previamente.

La Guardia Nacional de Estados Unidos ha movilizado a más de 5.000 efectivos en 15 estados y la capital para contener los disturbios derivados de las protestas por la muerte el lunes pasado en Minneapolis del ciudadano afroamericano George Floyd a  manos de la policía.

LEA TAMBIÉN:

1.383 personas han sido detenidas durante protestas en EE.UU.

La presencia de elementos de la reserva en varios estados de EE.UU. se produce tras el escalonamiento de las manifestaciones contra la brutalidad policiaca, mientras varias ciudades afectadas, como San Francisco y Los Ángeles, empezaron a tomar medidas de emergencia.

En un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, la Guardia Nacional anuncia que, además de este contingente, tiene en alerta a otros 2.000 efectivos "preparados para actuar de ser necesario". 

Entre los estados que han solicitado la intervención de la Guardia Nacional se encuentran Minnesota, Ohio, Georgia, Colorado, Wisconsin, Kentucky, Texas, Utah, Washington o Missuri, así como la capital del país.

Estados Unidos vivió la noche del sábado una jornada de violencia, cuando la gente prendió fuego a autos policiales, lanzó botellas a agentes de policía y reventó cristales de tiendas, llevándose televisores y otros objetos aunque otros manifestantes les instaron a detenerse.

En Indianapolis, la policía investigaba varias balaceras, incluida una que dejó un muerto en medio de las protestas, sumándose a las muertes en Detroit y Minneapolis en los últimos días.

Al menos 13 policías resultaron heridos en Filadelfia cuando las protestas pacíficas se tornaron violentas, y se prendió fuego a al menos cuatro vehículos policiales. 

En la ciudad de Nueva York se registraron varios altercados peligrosos cuando la policía hacía detenciones y despejaba calles.

También las protestas en varias ciudades de EE.UU., las cuales se exige justicia por la muerte de George Floyd, llevaron a agresiones contra miembros de la prensa pese a estar identificados.

 Las ciudades en toque de queda son Los Ángeles, Denver, Miami, Atlanta, Chicago, Louisville, Minneapolis, Saint Paul, Rochester, Cincinnati, Cleveland, Columbus, Dayton, Toledo, Eugene, Portland, Philadelphia, Pittsburg, Charleston, Columbia, Nashville, Salt Lake City, Seattle, Milwaukee y San Francisco.

Minnesota concentró las protestas y las agresiones, donde varios reporteros aseguraron que fueron atacados por oficiales y miembros de los equipos de seguridad cuando cumplían con sus coberturas, como es el caso de la fotógrafa independiente Linda Tirado., que recibió una bala de goma directo en su ojo, el cual perdió.

Ali Velshi, de la cadena MSNBC, denunció que también dispararon balas de goma en contra de su equipo, aún después de alzar los brazos y anunciarse como miembros de la prensa, pero la policía les aseguró que no les importaba, de acuerdo con su testimonio.

De igual manera Molly Hennessy-Fiske, que pertenece al equipo de Los Angeles Times, aseguró que la policía de Minnesota lanzó gases lacrimógenos contra un grupo de periodistas que estaban juntos e identificados como prensa.

Al respecto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia señaló que Moscú está preocupado por la creciente violencia de la policía y las detenciones injustificadas de periodistas que cubren las protestas en Estados Unidos.

"Consideramos inaceptable que los oficiales encargados de hacer cumplir la ley de Estados Unidos usen balas de goma y gases lacrimógenos contra periodistas a pesar de presentar su acreditación de prensa", dijo el ministerio en un comunicado.

Los oficiales de policía de Minneapolis usaron aerosoles de pimienta deliberadamente contra Mikhail Turgiyev, corresponsal de la agencia de noticias rusa RIA Novosti, a pesar de que Turgiyev se identificó como periodista.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.