• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Secretario de Estado llegó a la conclusión que dicha política ha sido "inconsistente durante décadas".

El Secretario de Estado llegó a la conclusión que dicha política ha sido "inconsistente durante décadas". | Foto: Reuters

Publicado 18 noviembre 2019





De acuerdo a la resolución de Naciones Unidas, aprobada en diciembre de 2016, la construcción de los asentamientos israelíes constituye una violación flagrante del derecho internacional y no tiene validez legal.

El secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), Mike Pompeo, declaró este lunes que asentamientos israelíes, construidos en los territorios de Palestina dejan de ser considerados como "ilegales".

LEA TAMBIÉN:

Irán acusa a EE.UU. de instigar protestas antigubernamentales

“Después de estudiar cuidadosamente todos los lados del debate legal, esta Administración está de acuerdo con el presidente Reagan. El establecimiento de asentamientos civiles israelíes en Cisjordania no es per se incompatible con el derecho internacional”, expresó Pompeo.

Igualmente,  hizo una breve revisión histórica de la política de la Nación norteamericana con respecto a la legalidad de los asentamientos ilegales, ocupados por Israel en 1967 como resultado de la Guerra de los Seis Días, eludiendo la usurpación territorial del régimen israelí en Palestina.

En 1978 la administración de Jimmy Carter concluyó que la construcción de los asentamientos civiles de Israel en los territorios ocupados de Palestina eran incompatible con el derecho internacional, a posteriori Ronald Reagan cambió esa postura en 1981.

El comunicado es producto de un año de revisión realizado por la oficina legal del Departamento de Estado de EE.UU., lo que es contrario a la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), respaldada por el expresidente estadounidense, Barack Obama.

De acuerdo a la resolución de Naciones Unidas, aprobada en diciembre de 2016, la construcción de los asentamientos israelíes constituye una violación flagrante del derecho internacional y no tiene validez legal.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.