• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En el año de inicio de la pandemia, 118 mujeres fueron víctimas de la violencia patriarcal

En el año de inicio de la pandemia, 118 mujeres fueron víctimas de la violencia patriarcal | Foto: El Diario

Publicado 7 marzo 2021


Blogs



El Estado ecuatoriano no implementa políticas efectivas para proteger las vías de las mujeres y niñas

La presidenta de la Fundación Aldea y responsable de la elaboración del mapa de feminicidios de Ecuador, Paola Maldonado informó en exclusiva para medios locales que del 1 de enero al 3 de marzo de 2021 se registraron 20 asesinatos de mujeres calificados como crímenes de género en el país.

LEA TAMBIÉN:

Revelan fuerte aumento de la pobreza y desempleo en Ecuador

“Esto quiere decir que seguimos con la tendencia de un feminicidio cada 72 horas. Es la tendencia desde el 2014”, aclaró Maldonado.

Desde el 1 de enero de 2014 hasta la fecha se contabilizaron 840 casos, sin que hasta el momento exista una respuesta correcta por parte del Estado, tanto para las víctimas como para sus familias.

Guayas es la provincia donde mayor violencia criminal se ha producido contra mujeres, según indican los datos de este año. Cerca de cinco feminicidios ya se reportaron allí. Las provincias de Manabí con tres casos, Azuay, Chimborazo, Los ríos y Sucumbíos le siguen en la lista con dos en cada una de ellas.

“En diez de las 24 provincias se han registrado femicidios en 2021”, dijo Maldonado, al tiempo que precisó que el 36 por ciento de los asesinatos utilizó armas de fuego y en otro 29 por ciento usaron armas blancas.

La mayoría de femicidios formaban parte del círculo cercano de las mujeres para un 92 por ciento, de los cuales 7,7 por ciento eran padres o padrastros y el otro 7,7 por ciento eran amigos o conocidos de las víctimas letales.

Según la representante de Aldea, el monitoreo ha mostrado evidencia de que el 85 por ciento de los femicidios eran exparejas, esposos o convivientes de las mujeres.

Además, detalló que los casos de 2021, el 45 por ciento responde a mujeres de entre 25 y 39 años de edad, un 20 por ciento entre 40 y 64, un 115 por ciento entre 19 y 24 e incluso hubo una víctima menor de edad.

“Las mujeres no estamos seguras ni siquiera dentro de nuestro propio hogar”, dijo Maldonado, quien explicó que cerca de 11 niños, niñas y adolescentes quedaron en la orfandad porque el 70 por ciento de las asesinadas este año eran madres.

El cómputo de menores afectados en estos últimos 4 años ha sido más de mil, según la representante, y no han tenido respuesta del Estado.

Sin embargo, en agosto de 2019 la entonces ministra de Justicia, Rosana Alvarado, aseguró ante la prensa que el ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) emprendería la entrega de bonos y becas escolares para los hijos de las víctimas del femicidio. Para ello, debería contar con una sentencia ejecutoriada.

Por su parte, la vicepresidenta del Consejo de Protección de Derechos de Quito y activista en Derechos Humanos, Sybel Martínez, señaló que esta condición no permite proteger a los niños dadas las ineficiencias del sistema judicial, pues la mayor parte no llega a tener una sentencia y, además, los jueces o fiscales se han negado a tratar la muerte como femicidios, dejando a los menores al desamparo.

“Hay otros casos donde el proceso se para porque el agresor se ha suicidado. Nosotros estamos pidiendo que desde el día uno se entregue el bono”, acotó.

En consonancia con Martínez, Maldonado reveló que cuatro de los femicidas de 2021 se suicidaron y dos más intentaron hacerlo. También resalta que, de los 20 casos, 8 eran mujeres que habían reportado antecedentes de violencia y dos más tenían boleta de auxilio.

“Esto quiere decir que el sistema de protección no está funcionando porque a pesar de que ponen en alerta la situación que enfrentan no hay acción de respuesta efectiva en defensa de sus derechos”, arguyó.

Se acurdo con la presidenta de Aldea, los registros reflejan una violencia estructural que no ha variado en Ecuador y que se complejiza aún más por las precarias condiciones en las que vivan las familias, sin el Estado tomar partido para garantizar los derechos y las vidas de las mujeres.

 “En el contexto de la pandemia el acceso de las mujeres para reportar situaciones de violencia ha sido cada vez más limitado porque están en un entorno que no les permite tener independencia para acceder a servicios. Ellas conviven con sus agresores”.

Según dijo Maldonado, el confinamiento, además de aumentar la situación de violencia, imposibilitó el acceso a la anticoncepción de las mujeres. Los registros de 2020 muestran que 118 mujeres fueron asesinadas, de ellas, 85 en el contexto de la pandemia.

Finalmente, Paola responsabilizó al Estados de no implementar políticas efectivas para proteger las vías de las mujeres y niñas en Ecuador e informó que, al cierre del reporte, entre el 4 y el 6 de marzo otras 3 mujeres fueron víctimas fatales, por lo cual en 2021 ya suman 23 asesinatos por el hecho de ser mujer.

Este 7 de marzo, diversos colectivos feministas tomaron la avenida 10 de agosto a la altura de la Caja del Seguro con dirección a Quito para pedir al Estado el cumplimiento y fortalecimiento de las políticas públicas de género y sus derechos.

En otros países, las marchas por el 8 de marzo se encuentran limitadas por la situación de la pandemia llegando hasta la prohibición de su celebración.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.