• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente Moreno anunció siete medidas económicas que serán implementadas en la nación suramericana.

El presidente Moreno anunció siete medidas económicas que serán implementadas en la nación suramericana. | Foto: EFE

Publicado 19 mayo 2020



Blogs



El jefe de Estado ecuatoriano indicó que las nuevas medidas buscan "evitar el derrumbe de la economía" ante la situación que vive la nación por la Covid-19.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció este martes nuevas medidas económicas que afectarán a diversos sectores del país, con un recorte de 4.000 millones de dólares del gasto público, en medio de la actual pandemia por el coronavirus.

LEA TAMBIÉN:

Pdte.de Ecuador anuncia nuevos recortes al sector público

La nación suramericana se encuentra en estado de excepción, siendo una de las más afectadas del continente por el virus, por lo que el mandatario enfatizó que estas medidas ayudarían a enfrentar la situación por la Covid-19.

"Todos los pueblos del mundo estamos pasando duros momentos. Todos luchamos para frenar los contagios y disminuir las muertes causadas por el coronavirus, pero al mismo tiempo, debemos tomar medidas para evitar el derrumbe de la economía", aseguró Moreno en su alocución.


Sin embargo, varios sectores de la población se han movilizado en los últimos días para rechazar las medidas económicas a implementar en el país, tras la aprobación de la Ley Humanitaria, cuestionada por quienes consideran que afecta los beneficios de los trabajadores.

¿En qué consisten las medidas?

Se instalará un sistema de fijación de precios de los combustibles, específicamente, el costo de la gasolina extra, con un margen de fluctuación del 5 por ciento en base al precio del petróleo. Esta medida permitirá bajar el precio de la gasolina extra de 1,85 dólares a 1,75 dólares el galón y a uno el diesel.

Además, se reducen dos horas de la jornada laboral para los funcionarios públicos, mientras que será de una en el caso de los profesionales, a excepción de los médicos, la Policía, las Fuerzas Armadas, y demás agentes de seguridad.

Lo que significa que el ingreso de los trabajadores también se adaptará a la nueva jornada laboral, ya que "recibirán la remuneración por esas seis horas, priorizando el teletrabajo”, explicó el presidente ecuatoriano.

Por otro lado, serán cerradas y fusionadas unas diez empresas públicas, entre ellas, la aerolínea Tame, Inmobiliar, Ferrocarriles, Siembra y Medios Públicos.

Asimismo, se creará un fondo de 1.000 millones para ser prestados a pequeñas y medianas empresas al 5 por ciento de interés, con tres meses de gracia y 36 meses de plazo. El ahorro para el Estado es de 3.300 millones de gasto corriente y 700 millones de gasto de capital.

Otra medida anunciada por el presidente es el cierre de embajadas y oficinas diplomáticas en Malasia, Irán, Nicaragua, la representación ante la Oasi y la Secretaría del Parlamento Andino.

"Regresaremos diez embajadores de otras embajadas y dejaremos a cargo a funcionarios de un menor rango. Regresarán 70 funcionarios del mundo y terminaremos 75 contratos en el exterior. Además, cerraremos seis consulados adicionales", precisó.

La siguiente medida hace referencia a los miembros del Consejo de Seguridad del Estado, "donde están todas las funciones del Estado, acordamos en conjunto presentar hasta fin de mes, el ahorro entre el 10 y 15 por ciento de nuestros presupuestos en gasto corriente".

Finalmente, el Ejecutivo habló sobre una "estrategia del reordenamiento de nuestra deuda", implementada desde abril pasado, por lo que Moreno destacó que fueron pagados 341 millones de dólares, acción cuestionada por sectores de la población que pedían el uso de ese dinero en reforzar el sistema sanitario del país para la atención de la pandemia.

"Ahorraremos 1.300 millones de dólares y eso permitió que recibamos 1.400 millones de dólares de los organismos multilaterales en condiciones muy favorables”, aseguró.

Reacciones tras las medidas

De acuerdo con la corresponsal de teleSUR, Denisse Herrera, las medidas anunciadas por el mandatario ecuatoriano han generado rechazo en diferentes sectores de la población.

"Principalmente en los sectores de trabajadores, indígenas y  ciudadanos en general", sumado al descontento expresado por estudiantes y profesores ante el anuncio de la reducción del presupuesto para la educación.

Organizaciones sociales también han alertado que estas medidas gubernamentales puedan generar la eliminación de subsidios y despidos en medio de la actual pandemia, así como la reducción del poder adquisitivo de la población o la posibilidad de mayores dificultades para los trabajadores en el pago de créditos.

Acuerdo del FMI

Firmado en marzo de 2019, el acuerdo suscrito entre el Gobierno ecuatoriano y el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgaba al país  4.200 millones de dólares e imponía, entre otros puntos,  una reforma fiscal, la flexibilización laboral, la disminución del aparato estatal,  y el retiro del subsidio a los combustibles.

En aquel entonces, su directora Christine Lagarde, durante la firma del acuerdo, indicaba que  "las políticas del Gobierno están destinadas a reforzar la posición fiscal y mejorar la competitividad y contribuirán así a disminuir las vulnerabilidades, robustecer la dolarización y, con el paso del tiempo, a fomentar el crecimiento y la creación del empleo".

Sin embargo, las medidas también fueron rechazadas en aquel momento por sectores de la población que denunciaban la vulneración de sus derechos por parte del Estado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.