• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dilma también denunció la permanencia de un Estado de excepción en Brasil.

Dilma también denunció la permanencia de un Estado de excepción en Brasil. | Foto: EFE

Publicado 4 agosto 2018

"Tenemos que estar unidos porque nos vamos a enfrentar una lucha muy importante" expresó Rousseff.

 

"Lula representa un programa, una idea, todos esos logros que se hicieron para ayudar Brasil, pero por sobre todo Lula representa la esperanza de cambiar el país" dijo la presidenta electa de Brasil y destituida a través del golpe parlamentario, Dilma Rousseff.

Las declaraciones las dio durante el acto del Partido de los Trabajadores (PT) en la ciudad de Sao Paulo para oficializar la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva que será inscripta el próximo 15 de agosto.

A su vez, informó que irá como senadora de Minas Gerais, donde aseguró que continuará la lucha por la libertad de Lula.

"Nosotros fuimos responsables de los primeros pasos de un mejor mundo" afirmó ante miles de militantes.

 

"Tenemos que estar unidos porque nos vamos a enfrentar una lucha muy importante", enfatizó.

A su vez, denunció la vuelta del hambre y la mortalidad infantil con el Gobierno no electo de Michel Temer. "Ellos saben que nosotros nunca dejaremos al pueblo brasileño para que vuelva a pedir dinero en las esquinas y los semáforos" afirmó.

Expresó que si Lula es presidente revocará ley de reforma laboral "que hace que Brasil regrese a tiempos de la esclavitud".

También destacó la participación de las mujeres candidatas del PT : vamos a demostrar que las mujeres también tenemos fuerza".

 

Por su parte, la presidenta del partido, Gleisi Hoffman, expresó que la derecha del país "nunca podrá sacar a Lula del juego".

"Decimos con voz alta que ustedes son unos golpistas", dijo en referencia al Gobierno no electo de Temer, a la vez que reafirmó que "no les tenemos miedo".

Destacó que con Lula van a devolverle la alegría perdida al pueblo que el 15 de agosto estará presente para respaldar la candidatura del expresidente.

Lula se encuentra detenido sin pruebas desde el pasado 7 de abril. Desde entonces movimientos sociales y populares han realizado diversas marchas para exigir su libertad, así como una huelga de hambre indicada el 31 de julio.

>> Lula recibe versión preliminar de su plan de Gobierno


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.