• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario cubano alertó que la pandemia agudiza los acuciantes problemas de desigualdad que afectan al mundo.

El mandatario cubano alertó que la pandemia agudiza los acuciantes problemas de desigualdad que afectan al mundo. | Foto: teleSUR

Publicado 4 mayo 2020



Blogs



El jefe de Estado cubano se pronunció a favor de promover la solidaridad y la cooperación internacional en el enfrentamiento a la pandemia.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, manifestó este lunes la intención de su país de colaborar con todos los medios a su alcance en los esfuerzos de la comunidad internacional para enfrentar la Covid-19, al intervenir en la cumbre por videoconferencia del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal).

LEA TAMBIÉN

MNOAL analiza acciones contra coronavirus en cumbre virtual

“La Covid-19 ha demostrado ser un reto global. No distingue fronteras, ideologías o niveles de desarrollo. De ahí que la respuesta también debe ser global y mancomunada, superando las diferencias políticas”, señaló el mandatario.

“En un mundo cada vez más interconectado que, sin embargo, no ha sido capaz de enaltecer esa interconexión de manera solidaria y hoy paga el precio de su incapacidad para corregir los graves desequilibrios sociales”, puntualizó también Díaz-Canel.

“Digámoslo con honestidad: si hubiéramos globalizado la solidaridad como se globalizó el mercado, la historia sería otra”, a la par que señaló los “costosos errores de las políticas neoliberales que llevaron a excesivas privatizaciones (…) y al olvido de las mayorías”.

El mandatario alertó que la pandemia agudiza los acuciantes problemas de desigualdad que afectan al mundo, donde 600 millones de personas viven en extrema pobreza, mientras casi la mitad de la población no tiene acceso a servicios básicos de salud.

Mientras tanto, expresó el presidente cubano, el gasto militar global supera los 1,9 millones de millones de dólares, de los cuales más del 38 por ciento, corresponden en el año 2020 a Estados Unidos (EE.UU.).

Díaz-Canel se sumó al llamado del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, para el cese al fuego global y el fin de las guerras, incluidas las no convencionales.

También tuvo palabras de solidaridad hacia Venezuela y Nicaragua, países que, en medio de la pandemia, continúan siendo víctimas de medidas coercitivas unilaterales por parte de Estados Unidos.

En otro momento de su intervención, Díaz-Canel refirió las acciones que Cuba ha puesto en práctica para enfrentar la Covid-19, desplegando desde el pasado mes de enero un Plan de Medidas a este fin.

Dicho plan se fundamentó en las fortalezas del país frente a la pandemia: un estado organizado y una sociedad con elevado grado de participación en la solución de sus problemas.

“La evolución de la epidemia en Cuba en los dos últimos meses está demostrando cuanto pueden impactar las políticas de inversión social en el enfrentamiento a los mayores y más inesperados desafíos”, manifestó.

Denunció el recrudecimiento del bloqueo estadounidense contra Cuba, que desde meses antes del inicio de la emergencia sanitaria, había fortalecido las medidas para obstaculizar el acceso de la isla antillana a recursos materiales, en particular de combustibles.

En ese escenario, Cuba ha mantenido su política de asistencia y cooperación médica. A 23 países se han enviado 25 brigadas del sector de la salud, las que se unen a las que ya actuaban en 59 naciones del mundo.

El mandatario cubano también denunció la agresión armada contra la Embajada de Cuba en Estados Unidos, resaltando la responsabilidad de dicho país en la seguridad de las misiones diplomáticas, en virtud de la Convención de Viena.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.