• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Hacer voluntariado podría ayudar a adquirir muchísimas competencias, y mostrar que eres una persona que se interesa por los demás.

Hacer voluntariado podría ayudar a adquirir muchísimas competencias, y mostrar que eres una persona que se interesa por los demás. | Foto: No estamos perdidos

Publicado 5 diciembre 2019





Este 5 de diciembre se celebra el Día Internacional del Voluntariado, un rol que permite ser útil a la sociedad y contribuir a mejorarla.

Desde 1985, el Día Internacional de los Voluntarios se celebra cada 5 de diciembre en todo el mundo, instaurado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para resaltar la importante labor que realizan aquellas personas que deciden, de forma desinteresada, ayudar al prójimo para hacer del mundo un mejor lugar.

LEA TAMBIÉN:

¿Qué derechos exigen las personas con discapacidad?

Este organismo internacional cuenta con uno de los grupos de voluntarios más importantes del mundo, aunque no el único, pues también hay otros no adscritos a la ONU. Este, al igual que otras organizaciones, presta sus servicios, capacidades físicas y conocimientos, en pos de quienes lo necesiten y donde haga falta.

Los voluntarios son personas que ofrecen sus capacidades, como empleo no remunerado, para ayudar a los más desfavorecidos y que colaboran con el fin de cumplir objetivos mundiales, que en el entorno actual se inclinan por el desarrollo sostenible y la paz mundial.

Si bien no es una tarea sencilla, el voluntariado es una actividad muy gratificante, pues quienes lo ejercen tienen, en su mayoría, el objetivo de contribuir a construir un mundo mejor, y se vuelven entes motivadores e impulsores de otras personas.

Aunque sin proponérselo, esta actividad coadyuva a cumplir el objetivo número 16 de la Agenda 2030, que busca promover sociedades más justas, pacíficas e inclusivas.

Razones para hacer voluntariado

Hacer voluntariado podría ayudar a adquirir muchísimas competencias, y mostrar que eres una persona que se interesa por los demás; es bueno para los demás, pero también para uno mismo. Pero, además de eso, ¿por qué es bueno hacer voluntariado?

Aunque algunos no lo sepan, el voluntariado es un esfuerzo que también debe ser valorado como experiencia profesional.

1. El noble gesto de ayudar a los demás

La primera razón no es otra que el simple hecho de ayudar a quienes lo necesiten, ese debería ser el principal móvil de aquellos que opten por unirse a un grupo de voluntarios.

2. Refuerza la autoestima

Como ya comentábamos, también tiene que ver con una satisfacción personal para quienes lo realiza. Según un estudio de Facultad de Educación y el Departamento de Psicología la Universidad de British Columbia, en Canadá, esta actividad refuerza la autoestima, no solamente por sentirse bien ayudando a los demás y sentirse útil, sino también porque se percibe la gratitud de las personas a las que ayudas, y tus compañeros te valorarán por tu esfuerzo.

3. Convertirte en agente de cambio

 

Cuando haces voluntariado, puedes ser parte del engranaje que ayude a aprobar una determinada ley o a tomar una medida que ayude a los más necesitados, habrás ayudado a mejorar la vida de muchas personas y te sentirás parte de ese proceso, la satisfacción será realmente grande. O sea, que haciéndote voluntario o voluntaria puedes convertirte en agente de cambio social. Hacer voluntariado es sinónimo de sumar fuerzas para mejorar la sociedad.

4. Cuidar el medio ambiente

Siendo voluntario no solo puedes ayudar a la gente, sino también a tu entorno, pues muchas veces estos mecanismos están encaminados a contribuir con el cuidado del medio ambiente.

5. Aprender a empatizar y relacionarte con los demás 

Cuando somos parte de un grupo de voluntarios, compartimos con muchas personas, por lo que esta es una buena oportunidad para aprender a relacionarte con los demás y a convivir con personas muy diferentes. Esto puede favorecer tu carácter y prepararte para trabajar en equipo.

6. Introducirse en el mercado laboral

Participar de este tipo de iniciativas también puede ayudar a introducirte en el mercado laboral, pues aunque es una actividad no remunerada, te permite desplegar tus capacidades y ponerlas a la vista pública, sirviendo también de carta de presentación. Además, te permitirá desarrollar tareas que guarden relación con tu carrera u oficio, o algún campo nuevo en el marco de ese contexto y eso podría ayudar a coger adquirir práctica para futuros trabajos.

Por otro lado, cada vez crece la tendencia de las empresas a buscar a candidatos comprometidos, que colaboren o hayan colaborado con entidades sin ánimo de lucro.

7. Aprender de la sociedad que te rodea

Las personas vivimos en sociedad, y cuando haces voluntariado social, aprendes acerca de la sociedad que te rodea y se agudiza tu sensibilidad por los problemas sociales, te permite comprender el mundo y enriquecer tu punto de vista. También te permite conocer acerca de la sociedad que te rodea, hacerte descubrir nuevas realidades que tal vez no habías percibido: formas de vida distintas a la nuestra; personas con necesidades diferentes y formas de pensar muy diversas.

Finalmente, no todo es trabajo y esfuerzo cuando eres voluntario para alguna causa, también puedes divertirte y disfrutar de esa experiencia, hacer nuevos amigos y ocupar tu tiempo libre por una noble causa.

Hacer voluntariado será, además, una buena oportunidad para actuar en base a tus valores, puedes elegir la causa que más te motive o con la que más te sientas identificado, desde el cuidado de animales, pasando por comedores sociales o limpieza de zonas verdes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.