• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, es una activista indígena guatemalteca.

Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, es una activista indígena guatemalteca. | Foto: EFE

Publicado 5 septiembre 2019

Son indudables los aportes que las mujeres indígenas han hecho a la historia de América Latina, sin embargo han sido invisibilizados en una historia escrita por hombres blancos o mestizos.

Desde 1983, cada 5 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Mujer Indígena para conmemorar la vida e historia de las mujeres indígenas, en recuerdo de Bartolina Sisa, guerrera aymara.

LEA TAMBIÉN:

Incendios en la Amazonía ponen en riesgo a un millón de indígenas

Conoce una selección de las mujeres indígenas más representativas que han hecho historia.

1. Bartolina Sisa. El 5 de septiembre de 1782, la guerrera aymara y virreina del Inca fue brutalmente asesinada y descuartizada por tropas realistas españolas durante la rebelión anticolonial de Túpaj Katari en el Alto Perú.

Sisa fue comandante en el levantamiento contra la explotación colonialista junto a su esposo el caudillo Túpac Katari.

2. Juana Azurduy. Es recordada como una de las “Libertadoras de Bolivia”, nació en 1780 en una familia mestiza del Alto Perú (hoy Bolivia). En 1802 contrajo matrimonio con Manuel Ascencio Padilla, con quien tendría cinco hijos. Juntos se unieron a los ejércitos populares cuando estalló la revolución independentista en mayo de 1809.

Juana colaboró activamente para organizar el escuadrón que sería conocido como Los Leales, el cual debía unirse a las tropas enviadas desde Buenos Aires para liberar el Alto Perú.

El líder del ejército libertador, Manuel Belgrano, le otorgó a Azurduy -por sus valientes actuaciones en combate- el grado de teniente coronel y le entregó su espada.

3. Rigoberta Menchú. Nacida en una comunidad maya quiché, es una importante activista en las luchas reivindicativas de los pueblos indígenas guatemaltecos. Es embajadora de buena voluntad de la UNESCO y ganó el Premio Nobel de la Paz en 1992.

Varios miembros de su familia, incluida su madre, fueron torturados y asesinados por los militares o por los “escuadrones de la muerte”. El 31 de enero de 1980, su padre Vicente, también activista en pro de los derechos de su pueblo, fue una de las 37 víctimas en la Masacre de la embajada española de Guatemala, donde la Policía Nacional quemó vivos a los activistas con fósforo blanco.

4. Berta Cáceres. Lideresa lenca, hondureña, ecologista, luchó por más de 20 años por los derechos de su pueblo y de la mujer. Fue una de las directoras fundadoras del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

En 2012 recibió en Alemania el premio Shalom, otorgado a quienes arriesgan sus vidas en la búsqueda de la justicia y la paz en el mundo.

En 2015 recibió el Premio Ambiental Goldman para el Sur y Centroamérica, por su lucha contra la construcción de una represa hidroeléctrica que amenazaba con desplazar a cientos de indígenas de Honduras. A los 44 años fue asesinada.

5. Milagro Sala. Es diputada del Parlasur y dirigenta política, social e indígena de la Argentina. Defensora de la inclusión de sectores vulnerados de la sociedad como de mujeres, colectivo LGBT y pueblos indígenas. Ha sido una férrea defensora de los derechos del trabajo, seguridad social y pensiones, salud, educación y recreación para sectores populares informales.

En enero del año 2016 fue detenida e imputada por incitación al tumulto, razón por la cual se dictaminó su prisión preventiva. Varias veces se le otorgó prisión domiciliaria, pero los jueces le retiraron esa condición. Las organizaciones sociales, de DD.HH. y políticas siguen luchando por su liberación y el fin de la persecución.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.