• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los derechos sociales básicos de los niños migrantes (educación, salud y vivienda) están comprometidos por su condición irregular.

Los derechos sociales básicos de los niños migrantes (educación, salud y vivienda) están comprometidos por su condición irregular. | Foto: Reuters

Publicado 26 diciembre 2018

Los niños migrantes viven expuestos a las violaciones de sus derechos humanos porque las leyes y políticas nacionales no abarcan lo necesario para tratar su situación.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (EE.UU.) reportó este martes el fallecimiento de otro niño migrante bajo su custodia.

El segundo menor, cuya identidad aún no ha sido dada a conocer, tenía ocho años de edad y es de nacionalidad guatemalteca, informaron las autoridades estadounidenses.

Recientemente el relator de la ONU sobre los derechos de los migrantes, Felipe González Morales, sostuvo que la detención de niños migrantes es una violación del derecho internacional, al considerar que va contra el bienestar de cualquier infante y le provoca efectos adversos a largo plazo, ya que empeora el trauma que sufren durante sus travesías.

"La detención de niños nunca debe usarse para disuadir la migración", sostuvo González.

¿Por qué viola el derecho internacional?

Los niños migrantes están expuestos constantemente a las violaciones de sus derechos humanos, ya que las leyes y políticas nacionales de control de la migración no cuentan con el enfoque necesario para tratar situaciones con menores.

Estos infantes permanecen entre dos marcos legales opuestos, el de protección y el de control. Los Estados, incumpliendo sus obligaciones internacionales en derechos humanos, no cuentan una respuesta efectiva a sus necesidades como niños.

Esto se aprecia en las condiciones en las que permanecen los niños en los centros de detención de la frontera estadounidense.

Sus derechos sociales básicos, como educación, salud y vivienda, están comprometidos por su condición irregular, por las que se les da un trato de adultos que derivan en prácticas tan cuestionables como las detenciones.

Los niños migrantes irregulares están amparados por las normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, sin importar su condición migratoria. Estas les reconocen la totalidad de derechos, al igual que al resto de niños. Al encontrarse en una posición tan vulnerable, por ser niños, migrantes e irregulares, requieren una atención especial diferenciada que los proteja.

Si bien es cierto que existe un marco internacional de derechos humanos que determina unos principios de no discriminación e igualdad de trato, y garantiza la protección de la mayoría de los derechos humanos a todas las personas, los Estados suelen desentenderse de sus responsabilidades en esta materia con respecto a los menores.

En este sentido, se utiliza la discriminación, la miseria de los niños y las familias como medida de control de la seguridad.

>> ONU: Detención de niños migrantes viola derecho internacional


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.