• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El radiotelescópio Askap captó las longitudes de onda del FRB, lo que permitió a los astrónomos calcular la densidad de la materia "perdida".

El radiotelescópio Askap captó las longitudes de onda del FRB, lo que permitió a los astrónomos calcular la densidad de la materia "perdida". | Foto: ICRAR

Publicado 28 mayo 2020



Blogs



El hallazgo fue posible mediante ráfagas de radio, unos destellos de energía que parecen provenir de distintas partes del universo captadas por el radiotelescopio autraliano Askap.

Un grupo de científicos de Australia y Estados Unidos (EE.UU.) detectaron por primera vez la materia bariónica "perdida" en el espacio intergaláctico, de acuerdo con información divulgada este jueves por una revista especializada.

LEA TAMBIÉN:

Corte de EE.UU. aprueba seccionar Titanic para sacar telégrafo

La materia bariónica está compuesta de protones y neutrones que forman las estrellas, planetas y seres vivos. Compone parte de la materia total del universo, junto a la oscura, desconocida y completamente transparente en todo el espectro electromagnético, según afirman los expertos.

Mediante la teoría de la Gran Explosión (Big Bang) fue posible para el ser humano medir el volumen aproximado de materia bariónica que existió en la creación del universo, pero hasta ahora no se ha podido detectar toda, porque la mayor parte se extiende por el espacio intergaláctico con una densidad muy baja, de ahí el nombre de materia "perdida" o materia restante.

El hallazgo de la materia bariónica "perdida" fue posible mediante ráfagas de radio (FRB, por su sigla en inglés), unos destellos de energía que parecen provenir de distintas partes del universo, y que se revelaron en emisiones de ondas con una duración de milisegundos, muy rápidas, captadas por el radiotelescopio Askap del Observatorio de Radioastronomía de Murchison (Australia).

El profesor y director de la investigación de la Universidad de Curtin (Australia), Jean-Pierre Macquart, expresó que "el espacio intergaláctico es muy escaso" y la materia "perdida" equivale a "uno o dos átomos en una sala del tamaño medio de una oficina".

La precisión del radiotelescopio Askap, que en una fracción de segundo capturó y ubicó la FRB, es equivalente al ancho de un cabello humano a 200 metros de distancia, según el diseñador del sistema de captura y miembro de la agencia australiana de ciencia Csiro, Keith Bannister.

Por su parte, Macquart resaltó el logro de su equipo señalando que en seis emisiones "pudimos medir las distancias a suficientes ráfagas rápidas de radio para determinar la densidad del universo" .


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.