• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los especialistas advierten sobre los efectos de la caída de la bolsa mundial en el mercado petrolero.

Los especialistas advierten sobre los efectos de la caída de la bolsa mundial en el mercado petrolero. | Foto: Reuters (Referencial)

Publicado 6 febrero 2018

Un panorama inestable de las bolsas acaparó la atención de los operadores del mercado y de los medios de comunicación. Recopilamos acá algunas de las claves para entender el desplome. 

Este lunes 5 de febrero el Wall Street registró su peor sesión desde 2011 con una caída que inició el pasado viernes, lo que captó la atención de los operadores del mercado y de la prensa. 

Algunas agencias de información refieren que se trata del índice de mayor desplome de todos los tiempos, aunque en términos porcentuales la caída de 5,6 por ciento no supera los números de la crisis financiera que llegaron a 7 por ciento. 

Ahora, las pérdidas se registran entre 800 y 1.000 puntos, superior a los 777.68 de septiembre de 2008. 

En teleSUR recogimos algunas impresiones clave sobre la situación de las cotizaciones de Estados Unidos, que tuvieron impacto en otros mercados.

Efecto dominó

Tras la caída del mercado estadounidense, la Bolsa de Tokio, al igual que los mercados de China, Hong Kong y las acciones australianas, comenzaron el martes a la baja. América Latina tampoco escapó del efecto dominó del desplome que inició en el Wall Street. 

Para el 5 de febrero, en Buenos Aires, Argentina, la bolsa cerró con una pérdida de 4,42 por ciento y en Sao Paulo, Brasil, de 2,59 por ciento. En Colombia el índice Colcap perdió 2,85 por ciento, en Chile el IPSA tuvo 1,62 por ciento, mientras que en Perú la caída del Índice General de la Bolsa de Valores cayó un 1,01 por ciento.

En Europa, el Ibex 35 español dejó 2,5 por ciento y perdió 10.000 puntos. En Asia, también se sintieron los efectos en Tokio con una caída de 4,7 por ciento en los primeros minutos de operaciones, que dejaron el peor registro desde el 9 de noviembre de 2016.

Las pérdidas contagiaron también los bonos, criptomonedas y materias primas.
 

Crecimiento anémico e inflación

Los inversores se han mostrado preocupados por la desaceleración del crecimiento económico. Las proyecciones de los principales reguladores del mercado prevén para 2018 un crecimiento modesto impulsado por los mercados financieros con poco impacto en la inversión real, la creación de empleo, la productividad o salarios.

Sumado a esto temen por los niveles de la inflación en Estados Unidos. De acuerdo con Torsten Slok, economista jefe internacional de Deutsche Bank, "los mercados están llegando a la conclusión de que la economía estadounidense puede estar cerca de un sobrecalentamiento y por tanto los riesgos de inflación sean mayores a la amenaza de recesión".

Entretanto, la Casa Blanca se muestra confiada en la situación económica de Estados Unidos, a pesar del desplome de Wall Street este lunes.

Para Europa, el crecimiento tampoco ha sido diferente. Los analistas destacan que desde el año pasado solamente economías fuertes como las de Alemania y los Países Bajos pueden estar aisladas de esta realidad, mientras que en países como Grecia e Italia siguen sufriendo el desempleo y de las medidas de austeridad como secuelas de la última crisis. 

Precisan que las tasas de crecimiento per cápita siguen siendo inferiores a las vigentes antes de la crisis financiera global 2008, lo que lleva a la desconfiaza de inversores. 

Advierten que la base de un verdadero crecimiento económico se erosiona, mientras que la súper-burbuja subyacente crece.

La deuda pública

Las casas de análisis también vinculan el reciente desplome con el repunte de las rentabilidades de la deuda soberana.

Asimismo, los especialistas destacan que después de 2008, la avenida principal del peligro de la regresión de una espiral deuda-deflación tiene un enorme estímulo en la política monetaria.

Advierten además que la deuda pública es mayor que nunca, y es una deuda privada; lo que implica que se destinará una parte creciente al pago de la deuda en detrimento de la inversión.

Repercusión en el petróleo

Ante el panorama de la bolsa, especialistas no pierden de vista los efectos que tendrán en el mercado petrolero en medio de la estabilidad lograda con el acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros países productores. 

Para este lunes, la canasta de la OPEP se cotizó en 65,70 dólares, lo que representó una pérdida de 1,35 dólares con respecto al cierre previo. No obstante, los precios del crudo no disminuyeron en la misma magnitud.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.