• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La forma en la que Pep cambió la historia del partido, tras la charla en el entretiempo, muestra que el onceno está sólido para el juego de vuelta el próximo 4 de mayo.

La forma en la que Pep cambió la historia del partido, tras la charla en el entretiempo, muestra que el onceno está sólido para el juego de vuelta el próximo 4 de mayo. | Foto: EFE

Publicado 30 abril 2021


Blogs



El equipo de los ciudadanos, como se le conoce al Mánchester City, podría llegar este año a su primera final de la UEFA Champions League. Fundado en 1894 está a punto de hacer historia de la mano de un catalán acostumbrado a ganar.

Pasearse por Europa ganando todo, mientras se logra el dominio de la liga local, no es producto de la casualidad o porque la directiva del club conformó un equipo de estrellas.

LEA TAMBIÉN:

Clubes ingleses anuncian su salida de la naciente Superliga

No, es una sumatoria de factores que incluyen la capacidad del técnico, la relación con sus dirigidos, la claridad del mensaje y el don de mando para lograr que el camerino le crea y acepte.

Esa fue la clave de triunfo para Pep Guardiola en el Barcelona, el equipo que mandó sin rival posible en España y Europa convirtiéndolo en uno de los técnicos más exitosos del mundo.

Como equipo Barcelona tenía todo para el éxito de Guardiola. Era su base; piso y sostén en el difícil terreno de la competición europea de clubes de fútbol.

Pero cómo sería Pep sin el Barcelona? Lograría algo parecido en Europa? Qué tanto lograría sin Messi y ese grupo sensacional que fue base de un título mundial para España?, estas preguntas pasaron muchas veces por la mente de hinchas y los micrófonos de críticos del fútbol que veían a Guardiola ligado, casi fundido, a los cimientos del Barcelona y poco capaz de emular ese éxito en otras latitudes.

Con el reconocimiento a cuestas por su labor en España, se fue de casa e hizo carrera en el fútbol alemán y pasó al inglés para seguir sumando títulos y reconocimientos al frente de un equipo fundado en 1894 y que, a la fecha, no ha llegado a una final de liga de campeones de Europa; el torneo de clubes más importante y vistoso del mundo.

Pero esa historia está a punto de cambiar para el equipo de Mánchester que se encuentra a un partido de llegar, por primera vez desde su fundación en el siglo XIX, a una final de la UEFA Champions League (UCL) de la mano de Guardiola que ya la ha ganado en dos oportunidades, pero que no visita la final desde hace diez años.

Aunque en el fútbol no hay nada escrito, el partido ante el PSG de Francia, jugado en el Parque de Los Príncipes esta semana, deja la llave con el mayor porcentaje de favoritismo para el Mánchester City que dirige el catalán.

La forma en la que Pep cambió la historia del partido, tras la charla en el entretiempo, muestra que el onceno está sólido para el juego de vuelta el próximo 4 de mayo en el Etihad Stadium de Mánchester a las 21 horas locales. Su diferencia de goles y el haberlos marcado en condición de visitante son un peso incómodo para el París de Neymar y Mbappé, que deberá ganar por dos goles en condición de visitante y sin que le marquen ninguno para lograr la diferencia y soñar con la clasificación. Tarea difícil para los parisinos ante un equipo que regresó a la roca agrandado y con el pensamiento puesto en Estambul.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.