• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, intervino en la cumbre de la OIT para defender el multilateralismo. 

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, intervino en la cumbre de la OIT para defender el multilateralismo.  | Foto: Presidencia de Cuba

Publicado 8 julio 2020


Blogs



Miguel Díaz-Canel habló, este miércoles, en la Cumbre de la OIT sobre los efectos de la pandemia de la Covid-19.

Durante su intervención virtual en la Cumbre de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que el Gobierno cubano implementó unas 36 medidas de carácter laboral, salarial y de seguridad social, con lo que amplió las garantías salariales para las personas que estaban a cargo del cuidado de hijos menores o en condiciones de vulnerabilidad durante la emergencia sanitaria ocasionada por el nuevo coronavirus.

LEA TAMBIÉN:

OIT considera altamente incierto el mercado laboral mundial

Desde el Palacio de la Revolución de La Habana, denunció el bloqueo de EE.UU. contra Cuba, recrudecido en medio de la pandemia de la Covid-19, pero que no ha impedido a su Gobierno garantizar la protección de salud de todo el pueblo y el mantenimiento del empleo como derechos básicos.

Detalló que, en las actuales condiciones, en Cuba crecen el teletrabajo y el trabajo a distancia y se ha mantenido el pago de pensiones. "Nadie quedó desamparado", apuntó.

Díaz-Canel expresó que la solidaridad internacional es parte de la política exterior de Cuba. Y, como "nada vale tanto como la vida de una persona", rechazó, en nombre de su Gobierno las medidas coercitivas implementadas contra Cuba y Venezuela, las cuales, dijo, "deben ser eliminadas", porque "apuntan al genocidio".

El Jefe de Estado cubano, dijo que la OIT, de amplia obra "puede contribuir para que el mundo del trabajo pueda dejar atrás la crisis", y que para ello cuenta con el apoyo de Cuba, país fundador, que aspira a fortalecer el multilateralismo y los derechos de los trabajadores.

Por otra parte, Díaz-Canel alertó que lo peor está por venir, ya que el "momento es dramáticamente serio y necesita acciones coordinadas", por lo que llamó a que ni gobiernos, ni trabajadores, ni empleadores quedaran cruzados de brazos ante la nueva realidad; que debe tomar en cuenta los derechos de los trabajadores como interés superior. 

En tal sentido llamó a privilegiar en las políticas de los gobiernos a los pequeños y medianos productores "porque generan empleo".


 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.