• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las propuestas de los movimientos del campo brasileños procuran estimular la producción agrícola familiar y brindar seguridad alimentaria a familias en condición de desventaja.

Las propuestas de los movimientos del campo brasileños procuran estimular la producción agrícola familiar y brindar seguridad alimentaria a familias en condición de desventaja. | Foto: Agencia Brasil

Publicado 28 abril 2020



Blogs



Movimientos del campo presentaron a la gobernación del estado de Goiás propuestas de políticas públicas para estimular la agricultura familiar y distribuir alimentos a familias vulnerables en medio de la pandemia de la Covid-19.

Movimientos del campo en Goiás presentaron el pasado lunes a la Gobernación de ese estado brasileño propuestas de políticas públicas para garantizar la producción de la agricultura familiar, así como la distribución de alimentos a familias vulnerables durante la pandemia del coronavirus.

LEA TAMBIÉN:

El autor brasileño Chico Buarque agradece Premio Camões

Estas propuestas resultan necesarias para que se erradiquen el desempleo y el hambre, enfatizaron el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra (MST), la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) y la Federación de Trabajadores Agrícolas del estado de Goiás (Fetaeg).

Las iniciativas también fueron suscritas por la Federación de Trabajadores de la Agricultura Familiar (Fetraf) y el Movimiento Popular Campesino (MPC).

 

 

Los movimientos proponen la creación de dos programas estadales, uno para fortalecer la producción de alimentos y otro para la adquisición de alimentos en el estado de Goiás, y el fortalecimiento de la política de crédito para la agricultura familiar.

Además, exigen la suspensión durante dos años de los desalojos, la adaptación de la legislación sanitaria a la realidad de la agricultura familiar y la regulación de la política estatal para la compra institucional de alimentos de granjas familiares por parte de escuelas, hospitales y otras instalaciones públicas.

 

La propagación de la Covid-19 ha impactado significativamente en los productores agrícolas más pobres de Brasil. En medio de las medidas de aislamiento social y debido a sucesivos recortes de fondos destinados a ellos no pueden entregar sus productos a clientes habituales, como las escuelas y numerosas industrias de procesamiento que permanecen cerradas, ni a familias en condición desventajosa.

A inicios de abril, el Gobierno de Brasil anunció acciones de emergencia para enfrentar en el agro la crisis del coronavirus, como inversiones en los programas de adquisición de alimentos y la creación de líneas de crédito especiales, pero estas aún no se han concretado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.