• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Jesús Santrich, uno de los exlíderes de las FARC que se rearmaron, aparece en esta foto de archivo en una rueda de prensa en 2017.

Jesús Santrich, uno de los exlíderes de las FARC que se rearmaron, aparece en esta foto de archivo en una rueda de prensa en 2017. | Foto: Reuters

Publicado 31 agosto 2019





Los países garantes del proceso de diálogo colombiano, que concluyó con los acuerdos de paz de 2016, expresaron su preocupación por el reinicio de la lucha armada de un sector de las FARC-EP.

Cuba y Noruega, los países garantes de la mesa de conversaciones entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), ratificaron el viernes su compromiso por la paz en la  nación suramericana.

LEA TAMBIÉN:

FARC ratifica llamado a la paz en Colombia

En un comunicado divulgado por el Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, las dos naciones expresaron su “profunda preocupación por el reinicio de la lucha armada por parte de algunos miembros de las FARC-EP”.

El jueves 29 de agosto, un exlíder de las desmovilizadas FARC, Iván Márquez, el negociador principal del grupo armado durante los diálogos de paz, anunció que él y un grupo de la antigua insurgencia tomaron la decisión de regresar a la lucha armada.

En el comunicado divulgado ayer viernes, los países garantes del proceso de diálogo, que concluyó con los acuerdos de paz firmados en noviembre de 2016, resaltaron que respaldan “a todos aquellos que defienden el Proceso de Paz en Colombia”. 

Asimismo, “confirman la vigencia del histórico Acuerdo Final de Paz y consideran que su implementación efectiva y estricto cumplimiento es el camino para preservar la paz”, agregaron. 

Dijeron que reviste particular relevancia “la protección de la Jurisdicción Especial para la Paz, que fue diseñada y acordada con el objetivo prioritario de garantizar la verdad, justicia, reparación y no repetición”.

Además, se deben proteger los temas vinculados con la reforma agraria, la sustitución de cultivos ilícitos, la seguridad y la plena reintegración y reincorporación de los excombatientes de las FARC-EP a la vida civil, en interés de consolidar el proceso de paz.

Cuba y Noruega reiteraron “la disposición a continuar apoyando y acompañando los esfuerzos para alcanzar una paz estable y duradera en Colombia”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.