• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
A través de los años se han registrado varias protestas en contra de la presencia de militares estadounidenses en el país latinoamericano.

A través de los años se han registrado varias protestas en contra de la presencia de militares estadounidenses en el país latinoamericano. | Foto: EFE

Publicado 14 mayo 2018

Estados Unidos ha ocultado su política injerencista bajo la figura de ayuda y programas humanitarios.

La mayoría de los Gobiernos paraguayos han mantenido una relación armónica con Estados Unidos (EE.UU.) basado en los intereses comerciales y económicos del país norteamericano.

Ante la avanzada de los Gobiernos de derecha en la región, Paraguay toma mayor importancia debido a su ubicación geográfica en el centro de Sudamérica y como enclave estratégico para la influencia estadounidense y su proyección geopolítica en América Latina.

>> Paraguay confirma traslado de embajada a Jerusalén

En entrevistas para teleSUR el analista y periodista argentino Carlos Aznárez ha señalado que los intereses económicos y de apropiación de recursos naturales por parte de EE.UU. han orientado la política exterior de Washington.

Aznárez explicó que EE.UU. disfraza sus planes injerencistas bajo la figura de instituciones como la USAID y NED que financian a supuestas organizaciones no gubernamentales dedicadas al desarrollo de programas sociales y la presencia de militares.

 

Un ejemplo de este accionar es la instalación militar de Estados Unidos en el departamento de San Pedro, conocida como Centro de Operaciones de Emergencias (COE), justificada con el argumento de ayudar a la población paraguaya frente a emergencias o desastres naturales.

A finales de enero de 2015 el secretario de la Armada de Estados Unidos, Ray Mabus, y la embajadora estadounidense Leslie Ann Basset, se reunieron con el entonces ministro de Defensa Nacional de Paraguay, Bernardino Estigarribia, para afianzar más las relaciones de confianza con el actual Gobierno, bajo el supuesto compromiso de paz, seguridad, estabilidad y fortalecimiento de los “valores democráticos”.

>> ¿Qué representa la victoria electoral de Abdo Benítez en Paraguay?

En 2016 Estados Unidos situó una nueva base militar en la llamada triple frontera (Argentina, Brasil y Paraguay) con el objetivo de mantener presencia en el acuífero guaraní.

La excusa es hacer frente al narcotráfico en la región, sin embargo movimientos sociales e indígenas paraguayos han denunciado que el interés es el control y apropiación de la mayor reserva de agua dulce e impulsar la explotación de esquisto (fracking) por multinacionales petroleras de EE.UU.

Organizaciones sociales han denunciado que los planes injerencistas estadounidenses cuentan con el apoyo de los sectores políticos y económicos de Paraguay, hecho que ha sido advertido por agrupaciones de avanzada como el Frente Guasu.

En palabras del periodista Carlos Aznárez la presencia estadounidense en América Latina es una de las mayores apuestas que tiene el imperialismo para quebrar la unidad de los países latinoamericanos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.