• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Ashraf Ghani tomó posesión con muestras de apoyo de varios actores internacionales.

Ashraf Ghani tomó posesión con muestras de apoyo de varios actores internacionales. | Foto: Europa Press

Publicado 9 marzo 2020


Blogs



La juramentación paralela de dos jefes de Estado puede significar un duro golpe al proceso de paz iniciado con el acuerdo entre EE.UU. y el movimiento Talibán.

Ashraf Ghani, declarado vencedor en las elecciones de septiembre de 2019, juró su cargo este lunes en el Palacio Presidencial de Kabul, capital de Afganistán, ceremonia en la que participaron varias personalidades internacionales.

LEA TAMBIÉN

Ataque armado deja al menos 7 muertos en el oeste de Afganistán

El representante personal del secretario general de Naciones Unidas en Afganistán, el enviado especial y el encargado de negocios de la legación diplomática de los Estados Unidos, el comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, así como embajadores de la Unión Europea, Canadá, Australia, Dinamarca, Alemania y Noruega, se cuentan entre los principales asistentes al evento.

La presencia de esas autoridades es vista como una muestra de apoyo internacional a Ghani, en medio de la crisis política que se vive en el país, ante la juramentación paralela del exprim12er ministro Abdullah Abdullah, también como primer mandatario.

Abdullah juró el cargo de presidente desde el Palacio de Sapedar minutos después de que Ghani lo hiciera, asistiendo a su ceremonia varios comandantes de tropas identificadas como “yihadíes”.

Esta dualidad de poderes se produce después de que el pasado 29 de febrero, Estados Unidos y los talibanes firmaran un acuerdo que implicará la retirada paulatina de tropas de la OTAN en el país asiático y la abstención a la violencia por parte de los talibanes, en la búsqueda de una paz perdurable después de 19 años de guerra.

Ghani fue proclamado vencedor de las elecciones afganas después de cinco meses de escrutinios. Al presidente reelecto se le reconoció el 50,64 por ciento de los votos, en tanto las cifras oficiales otorgaron a Abdullah el 39,52 por ciento de las papeletas, en unos comicios en los que participaron 1,8 millones de afganos, de los más de 9 millones convocados a las urnas.

Abdullah de inmediato denunció la existencia de irregularidades que dieron al traste con su elección, problemas que también señaló el expresidente Hamid Karzai, figura política de mucha participación en Afganistán.

 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.