• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El expresidente, Álvaro Uribe, es acusado por los presuntos cargos de soborno y fraude y procesal.

El expresidente, Álvaro Uribe, es acusado por los presuntos cargos de soborno y fraude y procesal. | Foto: Colprensa

Publicado 18 agosto 2020


Blogs



En caso de que sea remitido a la Fiscalía General de la Nación, Uribe sería juzgado mediante el sistema penal acusatorio. 

Tras conocerse la decisión del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, de su renuncia al cargo de senador en el Congreso de la República, medios nacionales informan este martes sobre el futuro del proceso judicial abierto en su contra por los presuntos cargos de soborno y fraude y procesal.

LEA TAMBIÉN: 

Álvaro Uribe renuncia a su curul como senador de Colombia

Una vez que la dimisión de Uribe se haga oficial o sus abogados defensores notifiquen a la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que ya no es senador; puede ocurrir que dicha instancia siga al frente del proceso o no.

En caso de que decida hacerlo, el exmandatario colombiano seguirá al amparo de la Ley 600 de 2000 que ha regido la apertura y el seguimiento de su expediente judicial por tratarse de un aforado. Si ocurre lo contrario, el proceso será remitido a la Fiscalía General de la Nación.

Analistas jurídicos aseguran que de ser así, Uribe será investigado mediante la Ley 906 de 2004, o lo que es lo mismo, a través del sistema penal acusatorio. Sea de una forma u otra, la a Sala de Instrucción de la CSJ aun debe analizar si los hechos imputados guardan relación con sus funciones como congresista. 

Si el caso es asignado a la Fiscalía, toda la investigación precedente mantendrá su validez, y el fiscal General, Francisco Barbosa, determinará si acusarlo o no. De ser afirmativo el proceder, la defensa de Uribe podría acudir ante un juez de Garantías para solicitar que se suspenda la orden de detención que emitió la Corte, aunque igualmente sería juzgado por un juez penal del Circuito.

Cabe destacar que en 2014, Álvaro Uribe acusó al congresista Iván Cepeda de haber orquestado un cartel de falsos testigos en su contra.  En 2018, la CSJ falló en contra de Uribe al no tener pruebas suficientes para incriminar a Cepeda y sí indicios de que el propio Uribe había tratado de manipular algunos testigos.

La CSJ también le acusa de promover junto a su hermano Santiago Uribe el grupo paramilitar Bloque Metro en el departamento de Antioquia, del que se valió para comprar el testimonio de los testigos que declararon a su favor en medio del poceso anterior. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.