• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Para la vuelta paulatina a una nueva normalidad, China ha reducido los riesgos de brotes de Covid-19 e implementado nuevas medidas de seguridad.

Para la vuelta paulatina a una nueva normalidad, China ha reducido los riesgos de brotes de Covid-19 e implementado nuevas medidas de seguridad. | Foto: teleSUR

Publicado 30 abril 2020


Blogs



Países como China, España e Italia comienzan a caminar la senda del levantamiento de las cuarentenas, sin embargo, el retorno a la normalidad puede impactar de diversas formas a cada una de estas naciones.

La pandemia del nuevo coronavirus ha contagiado en el mundo a más de 3 millones de personas y ha ocasionado, hasta la fecha, más de 233.530 fallecidos. Varios países han planteado una desescalada o el levantamiento gradual de algunas medidas preventivas.

LEA TAMBIÉN: 

¿Por qué el coronavirus cobró tanto auge en España e Italia?

Países como China, España e Italia comienzan a caminar la senda del levantamiento de las cuarentenas, sin embargo, el virus no ha tenido el mismo comportamiento en ninguna de estas tres naciones, y la futura vuelta a la normalidad podría funcionar de modos muy distintos.

China: Primero en superar la emergencia

China, el primer país en el que se registró el nuevo coronavirus, estuvo luchando contra la Covid-19 desde diciembre pasado. Ante la rápida propagación del virus, el Gobierno de ese país tomó prontas medidas que, desde mediados de enero, colocaron a cerca de 11 millones de habitantes en cuarentena por aproximadamente 76 días.

Además, fueron bloqueados decenas de microbarrios; se realizaron rigurosos controles sanitarios y mediciones de temperatura en las calles; se cerraron tiendas, negocios, empresas, escuelas y sitios donde se concentraban grandes cantidades de personas, y se establecieron restricciones de circulación.

Tres meses después, el pasado 19 de marzo, el país declaraba su primer día sin contagios del virus, que hasta la jornada anterior sostenía un total de 81.100 casos confirmados y 3.249 muertos.

En esa fecha, China solo registraba 34 nuevos casos, todos de personas procedentes de otros países; su número de fallecidos se reducía a ocho, contrastando con los 475 de Italia y los más de 200 de España registrados en solo 24 horas.

Más adelante, el 7 de abril, la Comisión Nacional de Salud china reportaba su primer día sin muertes por Covid-19, mientras que las cifras de nuevos casos confirmados continuaban descendiendo.

A la realidad de haber sobrepasado la pandemia, luego de registrarse cero muertes por el coronavirus, el país comenzaba a poner fin al confinamiento de 11 semanas. Sin embargo, la desescalada en China también ha seguido varias medidas para evitar nuevos casos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la suspensión temprana de las medidas preventivas podría generar nuevas olas de contagio más fuertes que la anterior. Por ello, estableció seis condiciones para para poner fin a las cuarentenas, sin que con ello se ocasione un rebrote.

Para la vuelta paulatina a una nueva normalidad, China ha cumplido con estas disposiciones controlando la transmisión del virus, ha implementado medidas de prevención en espacios de alta afluencia de personas; controla el riesgo de casos importados, y cuenta con sistema de salud capaz de detectar, realizar test, aislar, tratar y rastrear cada caso y contacto.

No obstante, aunque el país ha levantado poco a poco sus cuarentenas, no fueron todas las provincias a la vez las que relajaron medidas. El vicesecretario general de Pekín, Chen Bei, explicó este miércoles que la capital, Tianjin y Hebei se encuentran entre las últimas áreas de China con un nivel elevado de emergencia.

Además, en la mayoría de las provincias aún no pueden abrirse cines, bares, karaokes, cafés, locales de Internet, entre otros en los que se reúnan las personas.

Cambios graduales en Italia

Luego de EE.UU., España e Italia son los países más afectados del mundo por el nuevo coronavirus, acumulando entre ambos más de 418.890 personas contagiadas y cerca de 52.500 fallecidos.

En Italia, segundo país epicentro del viru, han transcurrido cerca de seis semanas desde que anunciaran la cuarentena nacional. El pasado 21 de marzo registró su peor jornada con 793 fallecidos: comenzó a mostrar signos de recuperación a inicios de abril, con una caída en el número de contagiados y, por primera vez desde que se identificaran los primeros casos, tuvo un descenso del número de pacientes en unidades de cuidados intensivos.  

El pasado 26 de abril, el primer ministro italiano Giuseppe Conte anunció que el país tendría un plan de desescalada para reabrirlo, en el cual se tomarán varias medidas más de seguridad.

Según el titular, la etapa de desconfinamiento deberá ser un momento de convivencia con el virus, donde a pesar de los resultados logrados, en la nueva fase “la curva de contagios podría volver a subir”.

Conte relajará las medidas que restringían viajes y visitas a familiares a partir del 4 de mayo, comenzarán a trabajar las industrias, mientras que las tiendas reabrirán el 18 de mayo y los bares los harán en junio.

Además, se permitirá realizar paseos lejos de las viviendas personales, aunque siempre tomando las medidas de protección y distancia social; solo podrán salir dos adultos acompañados con niños; se establecerán nuevas medidas de protección sanitaria en los transportes públicos y en los aviones, el uso de mascarillas será obligatorio.

Nuevo plan en España

España es el país más afectado actualmente en Europa por la pandemia, declaró el 14 de marzo el estado de alarma y tomó como principal medida la imposición de una cuarentena nacional que entró en vigor el día 15 de marzo.

A inicio de abril, pese al confinamiento establecido, registraba el número más alto de fallecidos con 950 muertos. Aunque el número de casos desciende, más de mil positivos se registran a diario, lo que hace a España la nación europea con más registros nuevos en 24 horas.

Sin embargo, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció el martes un plan de desescalada que comenzará a partir del 4 de mayo en cuatro fases, que incluirán medidas como permitir la salida de niños menores de 14 años, dar paseos de forma individual o con personas del mismo hogar, apertura de locales, establecimientos y restaurantes con servicio de comida a domicilio.

Asimismo, el Ministerio de Sanidad anunció este jueves que, antes del 4 de mayo, detallará medidas para la apertura de restaurantes, peluquerías, y comercio minorista.

Por su parte, varias de las comunidades autónomas españolas no se han mostrado de acuerdo con el levantamiento de las medidas de restricción, por considerar que las condiciones no son las adecuadas todavía.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.