• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) considera a los migrantes como parte de los grupos más vulnerables ante la emergencia por la pandemia.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) considera a los migrantes como parte de los grupos más vulnerables ante la emergencia por la pandemia. | Foto: teleSUR

Publicado 28 abril 2020



Blogs



De acuerdo con expertos en derechos humanos de la ONU, es preocupante la situación de algunos migrantes y solicitantes de asilo que no tienen acceso a una protección mínima contra el virus.

La pandemia del nuevo coronavirus ha afectado a todos los sectores de la población en más de 180 países, siendo los migrantes uno de los grupos más perjudicados ante las medidas tomadas por algunos Gobiernos con respecto a los sistemas sanitarios y económicos.

LEA TAMBIÉN: 

EE.UU. deporta a migrantes en medio de brote de coronavirus

Medidas de prevención como la cuarentena, el cierre de negocios o comercios, también generan un impacto negativo en quienes dependen de salir diariamente a laborar para obtener su sustento diario, al no contar con una fuente de ingresos estable.

Otro factor que perjudica a los migrantes es que, en algunos casos, no pueden acudir a los servicios médicos al no contar con documentación, seguros médicos o dinero para cubrir sus gastos.

Migrantes en Estados Unidos

De acuerdo con los expertos en derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Felipe González y María Grazia, “los migrantes en situación irregular, los solicitantes de asilo y las víctimas de explotación o tráfico de personas, corren un gran riesgo frente al coronavirus Covid-19 porque viven o trabajan en entornos que podrían exponerlos sin que cuenten con la protección necesaria”.

Por ello, ambos relatores califican de muy positiva la decisión de algunos Estados de otorgar derechos de residencia temporal, incluido el acceso a los servicios sociales y de salud a los migrantes y solicitantes de asilo en el marco de la pandemia.

Sin embargo, mientras estas medidas de beneficio son aplicadas en algunas naciones, en otras la situación es completamente distinta. En Estados Unidos (EE.UU.), medios locales han reseñado que fueron expulsados unos 10.000 inmigrantes desde el inicio de la crisis sanitaria en ese país.

Por otra parte, en la ciudad de Nueva York, epicentro de la pandemia en el país, diferentes ONG y concejales de la ciudad alertaron este martes que las autoridades federales y locales están olvidando a los migrantes que han sufrido el mayor índice de desempleo.

De acuerdo con el comunicado firmado por las plataformas Worker's Justice Project (WJP) y Day Labor Workforce Initiative (DLWI), los trabajadores inmigrantes en Nueva York constituyen "casi la mitad" de la fuerza laboral, y al menos un 70 por ciento de ellos ofrecen servicios esenciales de limpieza y envío de comida a los hogares.

Asimismo, refieren que aún no se presta el apoyo económico a estos trabajadores, lo que “asegurará que nuestras comunidades no vayan a ser devastadas por esta crisis y que la recuperación económica de toda la ciudad sea más rápida".

Retorno a sus países

De acuerdo con los relatores de la ONU, es muy preocupante la situación de algunos migrantes y solicitantes de asilo que no tienen acceso a una protección mínima contra el contagio.

“Ni siquiera cuentan con agua limpia para lavarse las manos. Muchos viven en albergues abarrotados o en centros de detención sin la posibilidad de mantener el distanciamiento físico entre personas. Algunos trabajan en la agricultura o en los sectores informales sin ninguna medida de protección”, reiteraron.

       

  

De acuerdo con la corresponsal de teleSUR en Guatemala, Rolanda García, los cientos de deportados que llegaron a inicios de abril desde EE.UU. carecían de condiciones, pues en las fronteras y ciudades no existían puestos de control para evitar el coronavirus.

Por otro lado, más de 500 bolivianos que permanecen en Chile han estado a la espera de que les sea autorizada la entrada a su país, ya que les fue prohibido el ingreso en medio de la pandemia.

El corresponsal de teleSUR en Bolivia, Freddy Morales, afirma que “los bolivianos en frontera no solo fueron rechazados sino también estigmatizados por el Gobierno de facto de Bolivia, cuyos funcionarios los acusan de haber sido instruidos políticamente”. Ante esta situación, fueron trasladadas a un albergue en Iquique.

Otros más de 400 ciudadanos bolivianos han permanecido varios días acampados ante el Consulado de Chile a la espera del regreso a su país, entre ellos, hay niños y adultos mayores.

Sobre la situación que viven los migrantes ante la pandemia, el jefe de la delegación regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para México y América Central, Jordi Raich, alertó que los migrantes, privados de libertad, familiares de personas desaparecidas y comunidades afectadas por la violencia, son más vulnerables ante la emergencia provocada por el coronavirus.

"Es importante resaltar que la presencia de migrantes no genera mayor riesgo de contagio, ellos están expuestos al virus de igual manera que los nacionales de cualquier país", resaltó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.