• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El riesgo más alto de enfermarse gravemente a causa de la Covid-19 lo tienen las personas de 60 años o más.

El riesgo más alto de enfermarse gravemente a causa de la Covid-19 lo tienen las personas de 60 años o más. | Foto: teleSUR

Publicado 6 agosto 2020


Blogs



Para este grupo etario es vital permanecer en casa y mantener un correcto régimen alimentario durante la cuarentena.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), a medida que una persona tiene mayor edad, el riesgo de enfermarse gravemente a causa de la Covid-19 aumenta.

LEA TAMBIÉN:

¿Qué tan vulnerables a la Covid-19 son los niños y jóvenes?

De ahí que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtiera la importancia para este grupo etario de permanecer en casa, y la necesidad de mantener un correcto régimen alimentario, actividad física y salud durante la cuarentena.

CDC refiere que, “por ejemplo, las personas en sus 50 tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que las personas en sus 40. Del mismo modo, las personas en sus 60 o 70, en general, tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que las personas en sus 50. El riesgo más alto de enfermarse gravemente a causa del Covid-19 lo tienen las personas de 85 años de edad o más”.

Por tanto, sugieren que conocer los factores que hacen que los adultos mayores corran más riesgo, puede decidir acerca de qué tipo de precauciones tomar en su vida diaria.

Así, llaman a limitar lo más posible las interacciones con otras personas, así como tomar precauciones cuando se relacione con los demás.

Mientras, la OMS y demás organismos internacionales, instan a mantener un buen estado de salud, tanto físico como mental, y realizar actividades que ayuden a conservar un estilo de vida saludable a las personas de la tercera edad.

Ejercicio físico

Según la OMS, para mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares, la salud ósea y funcional, y reducir el riesgo de Enfermedades No Transmisibles (ENT), depresión y deterioro cognitivo, los adultos de 65 años de edad en adelante deben dedicar 150 minutos semanales a “realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas”.

La actividad se practicará en sesiones de diez minutos, como mínimo. En tanto, sugieren que a fin de obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades deberían dedicar hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.

Para aquellos con movilidad reducida, recomiendan que realicen actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.

Además, actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana. Y de no poder realizar “la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado”.

Activar la mente

De acuerdo con recientes estudios, para un adulto mayor, mantenerse mentalmente activo podría reducir la posibilidad de contraer la enfermedad de Alzheimer en un 50 por ciento, pues si no presentan deterioros físicos, las personas retienen cerca del 98 por ciento de sus capacidades mentales.

En este sentido, una forma de motivar la imaginación, activar la memoria y la parte emotiva, podría ser la realización de actividades que, además de contribuir a la recogida, limpieza y organización del hogar, sean un entretenimiento para los más adultos.

Así, podrían crear collages y álbumes con las fotografías antiguas, recopilando cada una de ellas y contando las historias detrás de cada instantánea a quienes conviven en el hogar.

También, se puede organizar un árbol genealógico de la familia, vinculando fotos, nombres, historias, vínculos sanguíneos y recuerdos.

Según los expertos, este resulta un pasatiempo ideal, pues contribuye a que las personas mayores ejerciten su mente para prevenir o frenar ciertas enfermedades mentales degenerativas.

Por otra parte, podrían incentivar además la creación y la escritura, y comenzar a escribir una novela con las historias más relevantes de la familia.

Pueden leer diferentes libros, que constituye una de las mejores opciones para pasar la cuarentena. Además, se podrían planificar con la familia, sesiones de discusión de los textos leídos.

Otras opciones sanas y entretenidas, incluyen la realización de un recetario familiar, donde se atesoren las mejores recetas de cocina que se han realizado a través de los años en el hogar. O también, la incursión en la jardinería.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.