• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Nuestros trabajadores de salud son nuestros héroes. Trabajan más horas que nunca en condiciones más estresantes", sostiene la OPS.

“Nuestros trabajadores de salud son nuestros héroes. Trabajan más horas que nunca en condiciones más estresantes", sostiene la OPS. | Foto: The Conversation

Publicado 7 septiembre 2020


Blogs



Ningún otro grupo ha sentido más agudamente el costo de la pandemia que los que componen la fuerza laboral de salud.

La pandemia de la Covid-19 no solo trajo aparejadas una crisis sanitaria y económica, sino que también ha trastocado las dinámicas sociales afectando con ello a millones de personas. El costo humano de esta enfermedad ha sido alto y según advierte la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “ningún otro grupo lo ha sentido más agudamente que los mismos hombres y mujeres que componen nuestra fuerza laboral de salud”.

LEA TAMBIÉN:

Recomendaciones para las personas asmáticas ante la Covid-19

“Nuestros trabajadores de salud son nuestros héroes. Trabajan más horas que nunca en condiciones más estresantes de lo que cualquiera de nosotros podría imaginar, a menudo haciendo extraordinarios sacrificios personales al arriesgar su propia seguridad para ayudar a los pacientes que lo necesitan”, refiere la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Explica la organización internacional, que si bien los trabajadores de la salud, enfermeras, médicos y otros profesionales representan solo una pequeña fracción de la población mundial, ellos han sido especialmente vulnerables a la pandemia de la Covid-19, cuyos efectos han impactado directamente sobre su salud, economía, estabilidad emocional y relaciones sociales.

Profesionales sanitarios y salud mental

Los trabajadores de salud pueden experimentar factores de estrés adicionales. | Foto: Shutterstock

Producto de la pandemia y las medidas restrictivas implementadas en aras de contenerla, la población en general ha evidenciado sensaciones como el temor, la ansiedad, la angustia y la depresión. No obstante, entre los grupos que han presentado mayores niveles de estrés durante la crisis se encuentran los médicos y otros proveedores de atención sanitaria.

Según datos de la OPS, los trabajadores de salud pueden experimentar otros factores de estrés adicionales como la “estigmatización por trabajar con pacientes con Covid-19 y poder contagiar a familiares o amigos; medidas estrictas de bioseguridad; mayor demanda en el entorno laboral; capacidad reducida para beneficiarse del apoyo social debido a los intensos horarios laborales; así como capacidades de personal o energía insuficientes para implementar la autoasistencia básica”.

 

Estos factores que afectan la salud mental han traído también como consecuencia efectos psicológicos negativos en los profesionales sanitarios como la confusión, el enojo, la ansiedad, el agotamiento, el desapego, el deterioro del desempeño y la resistencia a trabajar, pudiendo llegar incluso a trastorno de estrés postraumático y depresión.

En este sentido, explica la OPS que muchos de los síntomas se relacionan con los temores de infección, frustración, aburrimiento, falta de suministros o de información, pérdidas financieras y el estigma.

Así, para evitar que la respuesta a la Covid-19 tenga un efecto emocional sobre los profesionales sanitarios, la organización internacional recomienda descansar y hacer pausas durante el trabajo o entre turnos. “Alimentarse saludablemente y en cantidad suficiente. Realizar actividad física en casa. Mantenerse en contacto con la familia y los amigos. Evitar el consumo de tabaco, alcohol u otras drogas. Practique las estrategias que más le resulten para relajarse y manejar el estrés. Tómese un descanso de la cobertura mediática de Covid-19”.

Equipamiento y preparación

Cuando los trabajadores de salud están en riesgo, todos estamos en riesgo. | Foto: EP

Para quienes se encuentran en la primera línea de combate contra la Covid-19 la infraestructura que permitiera su protección se hizo vital en aras de evitar los contagios y el estrés derivado de esa situación.

Apenas un mes después de ser declarada a la Covid-19 como pandemia que ya contaba con más de 84.000 contagiados en el mundo, el titular de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom, señalaba la preocupación de ese organismo internacional por la cantidad de personal médico infectado por el coronavirus.

Adhanom sentenciaba que "cuando los trabajadores de salud están en riesgo, todos estamos en riesgo", y alertaba que entre las causas de las crecientes cifras de contagios se encontraban el reconocimiento tardío de la Covid-19 y la falta de capacitación o inexperiencia en el tratamiento de patógenos respiratorios.

 

En tanto, refería que otras causantes podían ser los inadecuados períodos de descanso a los que pueden acceder tras largas jornadas de trabajo expuestos a un gran número de personas contagiadas.

Mientras, la titular de la OPS explica que una de las principales problemáticas que influyeron en el mayor número de contagios entre profesionales sanitarios fue el acceso a los equipos de protección y suministros para la atención a los pacientes.

“La escasez del equipo de protección más básico deja a los médicos, enfermeras y otros trabajadores de primera línea en peligro vulnerables a medida que atienden a pacientes con Covid-19", alertaba Etienne.

Asimismo, recomendó en este sentido cuidar a los trabajadores de salud a través de redes de apoyo “que les permitan preservar su salud mental y física. Debemos celebrarlos por los héroes que son y protegerlos del estigma. Debemos alentar y admirar a nuestros trabajadores de la salud, no temerlos y faltarles el respeto”.

Cifras de una pandemia

Luego de ocho meses de pandemia continúan en ascenso los casos de profesionales sanitarios contagiados. | Foto: Casalpalocco Clinic

Tan solo en la región de las Américas, cifras recientes de la OPS muestran que casi 570.000 trabajadores de salud se han enfermado y más de 2.500 han fallecido por el virus, números que representan el mayor número de profesionales sanitarios infectados en el mundo.

En países como Canadá, explica la organización internacional, los trabajadores de salud representan más de una cuarta parte de todos los casos de Covid-19 notificados, mientras que en Estados Unidos (EE.UU.) y México, representan uno de cada siete casos. Estas últimas dos naciones representan casi el 85 por ciento de todas las muertes por la enfermedad en los profesionales sanitarios de la región.

En Brasil hasta finales del mes de mayo el Ministerio de Salud reportaba unos 31.790 profesionales de la salud contagiados, 99.768 casos con sospecha del virus y otros 114.301 trabajadores sanitarios en observación.

Mientras, en España, 51.482 de los casos hasta el inicio de junio correspondían a sanitarios, lo que constituía el 21,5 por ciento del total. En Italia, la Institución de Sanidad del país notificaba por esas fechas un total de 25.937 trabajadores contagiados y, en Rusia, alrededor de 10.000 de los casos se reportaron entre el personal de salud.

Tales cifras muestran la preocupante tendencia, que aún hoy, luego de ocho meses de pandemia no termina. Por ello, la OPS recomienda mantener suficientes suministros de medios de protección, garantizar la capacitación eficaz en el control de infecciones para evitar que pongan en riesgo su propia salud.

Asimismo, sugieren que los profesionales sanitarios trabajen en turnos regulares y no realicen horas extraordinarias, ya que “el riesgo de infección aumenta cuanto más trabajamos. Esto, a su vez, reducirá el agotamiento y el estrés”.

De igual forma, advierten que en caso de que los trabajadores de salud se enfermen, “incluidos aquellos que no atienden directamente a los pacientes, como nuestro personal de limpieza y cafetería y los administradores del hospital, deben tener los recursos, la ayuda y la compensación que merecen”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.