• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Fiscalía panameña detectó fosas comunes durante la inspección ocular que realizó en la necrópolis.

La Fiscalía panameña detectó fosas comunes durante la inspección ocular que realizó en la necrópolis. | Foto: Ministerio Público

Publicado 12 septiembre 2020


Blogs



La Fiscalía inspeccionó un cementerio de la ciudad de Colón para ubicar las tumbas y luego proceder a exhumarlas.

 

En otro paso de las investigaciones sobre las víctimas de la invasión de EE.UU. a Panamá, en diciembre de 1989, la Fiscalía de esa nación y la Comisión 20 de Diciembre anunciaron este sábado que realizarán exhumaciones en el cementerio de la ciudad de Colón.

LEA TAMBIÉN: 

Fiscalía avanza en caso relacionado con el presidente de Perú

En declaraciones a la prensa, la fiscal Superior de Descarga, Geomara Guerra, explicó que el viernes se realizó una inspección ocular en el camposanto Monte Esperanza, de esa ciudad, para ubicar las tumbas y luego proceder con la exhumación.

Durante ese proceso se detectaron fosas comunes, donde se encuentran posibles osamentas que aún no han sido identificadas. Añadió que "según toda la información recogida aquí, también hay muchas víctimas de la invasión, algunas que fueron identificadas y otros restos que simplemente están inhumados como desconocidos".

 

A inicios de este año se realizaron exhumaciones en necrópolis de la capital panameña, también con el propósito de precisar la identidad de personas que murieron por acciones del Ejército de EE.UU.

En esa ocasión se hallaron 70 osamentas en una fosa común de presuntas víctimas de la operación militar y se inició el procedimiento de rigor para identificarlas.

En 2016, el Gobierno panameño creó la Comisión 20 de Diciembre para esclarecer las violaciones de derechos humanos cometidas durante la invasión y conocer la cifra e identidad de las víctimas.

Oficialmente se ha referido que la invasión de EE.UU. a Panamá del 20 de diciembre de 1989 dejó 500 muertos, pero organizaciones y expertos aseguran que fueron miles, pues las fuerzas militares enviadas por la Casa Blanca bombardearon incluso barrios civiles.

Con posterioridad, el ejército de EE.UU. se ha negado a ofrecer documentación que permita esclarecer qué pasó en realidad con un número indeterminado de militares y civiles muertos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.