• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Según testimonios, los principales países latinoamericanos involucrados en esta trama de corrupción son Brasil, Panamá, Ecuador, Perú, Colombia, Argentina y México.

Según testimonios, los principales países latinoamericanos involucrados en esta trama de corrupción son Brasil, Panamá, Ecuador, Perú, Colombia, Argentina y México. | Foto: Reuters

Publicado 22 marzo 2018

La clase política latinoamericana se ha visto sacudida por el escándalo de corrupción más polémico de las últimas décadas en la región. 

La vida política e institucional de Perú se ha vio sacudida por escándalos de sobornos y corrupción vinculados a la constructora brasileña Odebrecht, que desencadenó en la renuncia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) y de todo su tren ministerial. 

PPK, quien solo alcanzó a cumplir 600 días al frente del Palacio de Gobierno, es otro de los políticos latinoamericanos acusado de recibir pagos de la compañía. 

En diciembre pasado la Comisión Lava Jato en Perú reveló un documento en el que se detallaba el pago de más de 700 mil dólares de Odebrecht mientras ejercía funciones como ministro del expresidente (también acusado de corrupción) Alejandro Toledo.

Los pagos, realizados entre los años 2004 y 2007, fueron hechos a una empresa vinculada al empresario peruano cuando integraba el Consejo de Ministros de Toledo (2005-2006).

Según la presidenta de la comisión, Rosa Bartra, estos desembolsos se sumaron a los 4 millones 43 mil dólares cancelados por Odebrecht a la empresa First Capital, también vinculada al jefe de Estado peruano.

PPK es otro de los funcionarios de la clase política latinoamericana que ha sido salpicado por el caso Odebrecht.

- Alejandro Toledo, expresidente de Perú. Sobre él pesa una orden de detención nacional e internacional por presuntamente haber recibido un soborno de 20 millones de dólares. 

- Ollanta Humala, expresidente de Perú (2011 y 2016). Actualmente cumple una condena de 18 meses de prisión preventiva por los delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.

- Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá. Actualmente preso en Estados Unidos.

- Mauricio Funes, expresidente de El Salvador. Sobre él pesa una condena por enriquecimiento ilícito y se encuentra exiliado en Nicaragua desde 2016.

- Lula da Silva, expresidente de Brasil. Condenado a 12 años y un mes de prisión por los supuestos delitos de corrupción y lavado de dinero. El exmandatario ha reiterado su inocencia, denuncia que no han presentando pruebas en su contra y que se trata de una maniobra de la derecha para apartarlo de las elecciones presidenciales de octubre de 2018.

- Jorge Glas, exvicepresidente de Ecuador. Condenado a seis años de prisión por supuestamente haber recibido 13.5 millones de dólares. Asevera que se trata de una persecución política en su contra.

- Otto Bula y Gabriel García Morales, exsenadores de Colombia. Ambos condenados por haber recibido dinero para la adjudicación de grandes obras de infraestructura.

Cronología de un emporio

La constructora brasileña es una compañía familiar cuyos orígenes se remontan al siglo XX. Norberto Odebrecth creó en 1944 la compañía que daría origen al grupo empresarial Odebrecht. 

Según Fabiano Angélico, especialista en combate contra la corrupción, la trama que actualmente sacude a las altas esferas de los Gobiernos de América Latina no es reciente, es de vieja data.

Según el especialista, la influencia y la expansión de la corrupción de Odebrecht inició y se consolidó durante la dictadura brasileña en las décadas de los años 60, 70 y 80.

En 2015 Marcelo Odebrecht fue arrestado y en 2016 fue condenado a 19 años y 4 meses de prisión. Foto: EFE

"Es una cuestión que no comienza ahora, viene de décadas atrás. Estas empresas desarrollaron relaciones muy próximas a nivel político y comenzaron (sus malas prácticas) cuando aún no había sistemas de control", explica el analista. 

Angélico subrayó que a lo largo de esos años, en los que "la prensa era muy débil", la relación entre las constructoras y el poder político durante el régimen creció de manera abrumadora.

Tras estas primeras décadas, la influencia de Odebrecht se expandió por toda la región. Para el año 1985 los proyectos de la constructora ya representaban cerca del 30 por ciento de los contratos en cartera, en una estrategia de internacionalización que la llevó a 26 países. 

>> Brasil: Incluyen a Temer en investigación por Odebrecht

"Sería muy difícil crecer tanto sin los sobornos. Muy probablemente lo que permitió que se transformasen en lo que se transformaron fueron exactamente los sobornos. Una cosa no está disociada de la otra", asevera Angélico.

"Todo indica que desde muy temprano, todavía con Norberto en la presidencia (primer presidente), ya inauguraron ese "modus operandi" de pagar sobornos por obras. (...) Siempre hubo una comisión, un pago para gobernantes, que en la época no era considerado como un soborno", señaló Malu Gaspar, un periodista especializado en este caso. 

Soborno en cifras

Según los documentos publicados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos (EE.UU.) Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares en comisiones ilegales por más de 100 proyectos en países de África y América Latina. 

Lo que ha sido calificado como la mayor trama de corrupción de las décadas recientes en la región latinoamericana ha salpicado a presidentes, vicepresidentes y altos funcionarios de Gobiernos, quienes han sido acusados de haber recibido sobornos.  

>> Fiscal ecuatoriano denuncia amenazas por caso Odebrecht

Solo entre 2003 y 2006 la empresa presuntamente pagó 349 millones de dólares en sobornos a partidos políticos, funcionarios extranjeros y sus representantes, según las pesquisas de EE.UU.  

"Siempre entendieron el soborno como una parte del negocio", insiste Gaspar

Los testimonios de los directivos de la constructora revelaron que la compañía tenía un departamento específico para el pago de las comisiones, con tablas y apodos para ocultar la identidad de los involucrados. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.