• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Día Mundial de las Aves Migratorias es una campaña anual que se celebra cada segundo sábado de mayo y de octubre.

El Día Mundial de las Aves Migratorias es una campaña anual que se celebra cada segundo sábado de mayo y de octubre. | Foto: BirdLife

Publicado 9 mayo 2020


Blogs



La dramática realidad de las aves migratorias urge a gobiernos y personas a tomar medidas de conservación que contribuyan a la supervivencia de todas las especies en el mundo.

El Día Mundial de las Aves Migratorias (WMBD, por sus siglas en inglés) es una campaña anual de sensibilización que se celebra cada segundo sábado de los meses de mayo y octubre.

LEA TAMBIÉN:

Cinco innovaciones para lograr un mundo sostenible

Fue una iniciativa impulsada por la Secretaría del Acuerdo sobre la Conservación de las Aves Acuáticas Migratorias de África y Eurasia (AEWA, por sus siglas en inglés) en colaboración con la Secretaría de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS, por sus siglas en inglés).

El primer Día Mundial de las Aves Migratorias fue celebrado entre el 8 al 9 de abril de 2006 en una reserva de vida silvestre ubicada en Laikipia, Kenia. El evento se inspiró en el fenómeno de la migración de aves y contó con la presencia de una serie de personalidades internacionales del arte, los negocios y la conservación.

Las actividades del Día Mundial de las Aves Migratorias tienen lugar en muchos países y lugares diferentes de todo el mundo, unidos por una campaña y un tema comunes que buscan destacar la necesidad de la conservación de las aves migratorias y sus hábitats. Se ha convertido en una herramienta eficaz para crear conciencia mundial sobre las amenazas que enfrentan las aves migratorias, su importancia ecológica y la necesidad de cooperación internacional para preservarlas.

Según el sitio oficial del evento, "Las aves conectan nuestro mundo" será el título de la campaña para este 2020 que tendrá lugar este sábado "y fue elegido para resaltar la importancia de conservar y restaurar la conectividad ecológica y la integridad de los ecosistemas que apoyan los ciclos naturales que son esenciales para la supervivencia y el bienestar de pájaros migratorios".

"El tema también subraya el hecho de que las aves migratorias son parte de nuestro patrimonio natural compartido y dependen de una red de sitios a lo largo de sus rutas de migración para la reproducción, la alimentación, el descanso y el invierno", agrega la convocatoria oficial que, al mismo tiempo, propone toda una serie de iniciativas a desarrollar mediante el empleo de las redes sociales con el fin de socializar, entre otras cuestiones, cuáles son las amenazas para las aves durante su migración.

Degradación del hábitat y contaminación

La secretaria ejecutiva de la CMS, Amy Fraenkel, afirmó que "muchas especies de aves están en declive en todo el mundo, y la continua pérdida y destrucción de la naturaleza también se ha relacionado con los tipos de enfermedades infecciosas que ahora estamos combatiendo".

Las prácticas agrícolas, que ocupan un tercio de la superficie terrestre, se desarrollan en el mundo de forma insostenible, en la misma medida en que el ser humano continúa expandiendo su "conquista" sobre la naturaleza para construir infraestructuras que satisfagan sus desmedidas "necesidades".

Todo esto impacta negativamente en la disminución del hábitat de las especies migratorias, las que dependen de sus ecosistemas para alimentarse, refugiarse y anidar. La actividad agrícola indiscriminada no solo invade sus alimentos y refugio, sino que el uso de pesticidas puede ser peligroso y, a veces, mortal para las aves migratorias.

Las aves migratorias también están muy afectadas por el envenenamiento de las aguas y los efectos del cambio climático. La ingesta de plomo tóxico liberado al medio ambiente en municiones o plomos de pesca, son cuestiones que fragmentan los ecosistemas, lo que le impide llegar a zonas que presenten una buena calidad hídrica o alimento.

Al degradarse algunos sitios de anidamiento, aquellos que sobreviven son testigos de una mayor competencia entre las aves, especialmente donde sus densidades son altas y los suministros de alimentos se han agotado. A medida de que este fenómeno vaya en ascenso, las aves migratorias será una de las especies más afectadas.

Las rutas de vuelo

Las colisiones con estructuras artificiales han representado una amenaza para más de 350 especies de aves migratorias, especialmente aquellas que vuelan de noche. Las estructuras hechas de vidrio y otro material reflectante es una de las principales causas de muerte entre las aves, mucho más que las causadas por el ser humano.

La energía eólica también amenaza a estas especies, puesto que muchas veces los parques son construidos sobre las mismas rutas de vuelo, especialmente cerca de los humedales. La expansión de las líneas eléctricas cerca de los sitios donde se congregan las aves también han resultado en altas tasas de mortalidad de aves.

A propósito, el secretario ejecutivo del AEWA, Jacques Trouvilliez, enfatizó que "los ciclos y ritmos de la naturaleza, incluidos los de las aves migratorias, continúan en su curso normal". Asimismo, recordó que las aves "no solo nos están conectando con otras personas" sino también con la naturaleza.

Trouvilliez puntualizó que estas especies "nos recuerdan que esta crisis también brinda una oportunidad para que la humanidad revise nuestra relación con la naturaleza y reconstruya un mundo más responsable con el medio ambiente".

El cambio climático

 

Los efectos del cambio climático pueden provocar el aumento en más de 2 grados centígrados la temperatura global del planeta, por lo que las grandes metrópolis del mundo quedarían bajo el agua, más de 275 millones de personas se verían obligadas a desplazarse por las inundaciones acontecidas y alterarían tanto la distribución como la relación entre los factores climáticos y los ciclos de vida de los seres vivos, sobre todo, de las aves migratorias.

Una investigación realizada por expertos del Laboratorio de Ornitología del Museo de Historia Natural de Helsinki (Finlandia) publicado en 2019, constata que las aves migratorias europeas y las que habitan en América del Norte comienzan, como promedio, una semana antes sus migraciones primaverales en comparación con hace medio siglo.

El calentamiento global se erige como la principal causa de todo ello, pues las aves han avanzado sus fechas de migración más en Europa que en Canadá porque las temperaturas durante la primavera han aumentado más rápidamente en el viejo continente que en América del Norte.

A finales de 2019 este estudio fue contrastado con un análisis similar realizado por investigadores estadounidenses de tres universidades distintas que documentaron 24 años de datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica para comprobar que "la migración de aves evolucionó en gran medida como respuesta al cambio climático", lo que se ha convertido en "un fenómeno global que involucra a miles de millones de aves anualmente"

La matanza y las capturas ilegales

Una investigación realizada en 2019 por una organización internacional dedicada a la protección de las aves y sus hábitats, BirdLife International, reveló la escala y el alcance de la caza  y captura ilegales de aves en la Península Arábiga, Irak e Irán, donde estimaron que al menos entre "1,7  y 4,6 millones de aves de al menos 413 especies pueden resultar muertas o capturadas ilegalmente cada año en esta región, muchas de ellas en condición de migración".

"La caza ilegal con arma de fuego y las trampas ilegales fueron los dos métodos más frecuentes. Las razones más habituales fueron la caza deportiva y, en menor medida, el aprovechamiento alimentario. En varios países, la matanza y la captura ilegales son generalizadas, pero en otros se identificaron algunas ubicaciones especialmente conflictivas, como la costa del Mar Caspio en Irán y la región montañosa del Kurdistán de Irak", confirma el estudio.

Más de 100.000 aves al año mueren o son capturadas de forma ilegal "en cada uno de estos puntos negros, con las aves acuáticas como principales víctimas. Tanto Irán como Irak proporcionan importantes áreas de cría e invernada para las aves migratorias, especialmente para las aves acuáticas, y los altos niveles de captura pueden ser un factor que impulsa la disminución de la población de aves acuáticas en la ruta migratoria de Asia Central".

“Las aves migratorias conectan personas, ecosistemas y naciones. Son símbolos de paz y de un planeta interconectado. Sus viajes épicos inspiran a personas de todas las edades en todo el mundo. El Día Mundial de las Aves Migratorias es una oportunidad para celebrar la maravilla natural de la migración de aves y es un recordatorio de que sus rutas y ecosistemas a nivel mundial se encuentran amenazados por el cambio climático”, sentenció el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres.

La dramática realidad de las aves migratorias demanda acciones conjuntas entre los países que incluyan mejoras en las legislaciones, así como una mejor aplicación y cumplimiento de las normativas que ya existen, con estrategias de trabajo enfocadas en los contextos más complejos y un aumento de la vigilancia sobre el mercadeo ilegal por cualquier vía.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.