• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Casa Blanca tiene en la monarquía de Riad uno de sus principales aliados en el mundo árabe.

La Casa Blanca tiene en la monarquía de Riad uno de sus principales aliados en el mundo árabe. | Foto: Reuters

Publicado 17 julio 2019

Con el visto bueno de ambas cámaras legislativas, se trata de un fuerte revés para la política exterior de la Casa Blanca.

La tarde de este miércoles el presidente de Estados Unidos (EE.UU.) Donald Trump todavía celebraba el rechazo de la Cámara de Representantes a la posibilidad de aperturar un juicio político en su contra, cuando el mismo recinto que archivó el proceso de impeachment aprobó minutos más tarde tres resoluciones que bloquean la venta de armas estadounidenses al régimen de Arabia Saudita.

LEA TAMBIÉN:

Representantes rechazan abrir juicio político contra Trump

Se trata de un fuerte revés para la política exterior de la Casa Blanca, que tiene en la monarquía de Riad uno de sus principales aliados en el mundo árabe. Además, este rechazo se suma al votado por el Senado en el pasado mes de junio, obligando al mandatario a eventualmente vetar estas resoluciones si persiste en su idea de mantener la venta de armamento.

Con el visto bueno de ambas cámaras, el veto es el único instrumento en manos del presidente, que de utilizarlo podría pagar un alto costo político. Posteriormente, los senadores pudieran anular el veto con dos tercios de los votos, un número de manos difícil de alcanzar en la cámara alta.

Los proyectos aprobados este miércoles abarcan también los envíos a Emiratos Árabes Unidos (EAU) y el reino de Jordania, aliados de Riad en su agresión a Yemen, al tiempo que limitan el comercio armamentista con España, Reino Unido, Italia e Irlanda del Norte, países europeos que han vendido artefactos de guerra a Arabia Saudita.

En el marco de una supuesta "emergencia nacional" por las tensiones bélicas entre Washington e Irán, el pasado 24 de mayo el departamento de Estado anunció la venta de armamento por valor de 8.100 millones de dólares a los tres países árabes, sin consultar al Congreso. Los legisladores de ambas cámaras consideraron esta maniobra de la Casa Blanca como una argucia para eludir el control y la autoridad parlamentaria.

Asimismo, desde el homicidio del periodista Jamal Khashoggi a manos de agentes de Arabia Saudita el año pasado, los congresistas han cuestionado crecientemente la relación estratégica de EE.UU. con la monarquía saudí que también es sindicada por graves violaciones a los derechos humanos en el marco de la guerra en Yemen.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.