• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El huracán Sally provocó extensas y significativas inundaciones. En la imagen, casas rodeadas por las crecidas en el balneario de Orange Beach, Alabama.

El huracán Sally provocó extensas y significativas inundaciones. En la imagen, casas rodeadas por las crecidas en el balneario de Orange Beach, Alabama. | Foto: EFE

Publicado 18 septiembre 2020


Blogs



Los socorristas proseguían con el rescate de personas aisladas por las inundaciones en ambos estados sureños.

 

Dos días después de que el huracán Sally tocara tierra en un punto cercano a la frontera entre Alabama y Florida, autoridades confirmaron este viernes la muerte de dos personas tras el huracán.

LEA TAMBIÉN: 

ONU analiza estado del cumplimiento de los ODS

Durante una conferencia de prensa, el forense del condado de Baldwin (Alabama), Brian Pierce, dio a conocer que dos personas murieron. El experto señaló que una de ellas pereció aparentemente por ahogamiento en el balneario de Orange Beach, mientras que la otra falleció en el área de la ciudad de Foley (también ubicada en este condado) durante las labores de limpieza tras la tormenta.

Con anterioridad, el alcalde de Orange Beach, Tonny Kennon, había informado preliminarmente sobre una muerte y una persona desaparecida, aunque aclaró que las horas siguientes serían decisivas para conocer más detalles sobre ambos casos.

Mientras tanto, los socorristas proseguían este viernes con el rescate de personas aisladas por las inundaciones en ambos estados sureños. El personal a cargo de la tarea utilizaba vehículos anfibios y otros medios para inspeccionar barrios y casas en medio de crecidas significativas, particularmente cerca de ríos y arroyos, y alertar a los residentes que el peligro aún no había concluido.

Hasta la noche de este jueves se reportaban más de 370 personas rescatadas y llevadas a lugares seguros en el condado de Escambia, Pensacola (área muy próxima a Gulf Shores, donde el huracán se adentró en territorio de Estados Unidos), según declaraciones del alguacil David Morgan.

En paralelo, se dio a conocer por la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, que 103.000 clientes permanecían sin electricidad en el condado de Baldwin, mientras que otros 60.000 encaraban igual situación en el condado de Mobile.

Al tocar tierra, Sally azotó el sur de Alabama y el noroeste de Florida con vientos de 165 km/h, mareas altas y precipitaciones entre 30 y 70 centímetros, pero su velocidad de traslado era apenas de 5 km/h y descargó abundante lluvia en el área de Mobile, Pensacola y otras ciudades donde vive casi 1 millón de personas.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, solicitó horas atrás a los habitantes del noroeste de dicho estado que no bajen la guardia aun cuando el huracán haya pasado. “Ustedes van a ver que los ríos continúan subiendo”, afirmó DeSantis después de un recorrido aéreo por la zona.

Acompañados de fuertes aguaceros, los restos de Sally se desplazaron sobre Georgia y Carolina del Sur hasta alcanzar el Atlántico, aunque los meteorólogos emitieron aviso de extensas inundaciones súbitas y desbordamientos moderados de ríos que incluso podían afectar el sur del estado de Virginia.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.