• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los manifestantes se declararon en movilización permanente hasta que Morales sea repuesto en su cargo como mandatario de Bolivia.

Los manifestantes se declararon en movilización permanente hasta que Morales sea repuesto en su cargo como mandatario de Bolivia. | Foto: Prensa Latina

Publicado 16 noviembre 2019



Cientos de personas se reunieron hace unos días ante la embajada de Bolivia en México para respaldar al presidente constitucional de la nación suramericana, Evo Morales.

Cientos de mexicanos pertenecientes a unas 20 organizaciones sociales rechazaron este viernes frente a la embajada estadounidense el golpe de Estado acaecido el pasado domingo en Bolivia.

LEA TAMBIÉN:

Evo, el golpe y México

Los simpatizantes del mandatario constitucional de la nación suramericana, Evo Morales, se congregaron en la zona del Paseo de la Reforma, cerca del monumento El Ángel de la Independencia, y exigieron a la administración estadounidense, uno de los principales instigadores del golpe, que restableciera en su cargo al líder indígena.

Decenas de personas denunciaron la represión desatada por las fuerzas golpistas, a quienes compararon con los rasgos fascistas de Augusto Pinochet en Chile, Francisco Franco en España, Hitler en Alemania, y con las dictaduras militares que se implantaron en el continente americano el pasado siglo.

Los presentes también denunciaron el encarcelamiento de los cuatro médicos cubanos en El Alto, Bolivia, integrantes de la misión médica de la isla caribeña en dicho país latinoamericano, con el argumento de financiar las protestas.

Uno de los oradores fue el joven ingeniero Pablo Mantilla, hijo de un exembajador boliviano en México, quien agradeció la acogida de México al presidente Morales, en nombre de su pueblo.

Mantilla culpó al gobierno de Estados Unidos por lo que ocurre en su nación originaria, y demandó a dicho gobierno el cese de la agresión y la matanza en ese país.

Los manifestantes se declararon en movilización permanente hasta que Morales sea repuesto en su cargo como mandatario de Bolivia, luego de ser despojado por una derecha extremista, racista y aliada con la Organización de Estados Americanos y su secretario general, Luis Almagro.

Esta concentración está precedida por la de hace unos días frente a la embajada de Bolivia en la ciudad de México para darle la bienvenida al mandatario boliviano, asilado en este país desde que se concretara el golpe de Estado en su país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.