• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador afirma que no se puede ser cómplice de un genocidio por intereses energéticos.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador afirma que no se puede ser cómplice de un genocidio por intereses energéticos. | Foto: Confirmado

Publicado 6 abril 2020



Blogs



La Conaie insta a organismos internacionales a dejar de ser simples observadores y asuman su papel de velar por el cumplimiento del Derecho Internacional.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), dio a conocer este lunes un pronunciamiento que condena los nuevos actos genocidas, coercitivos y unilaterales del presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, contra el Gobierno y pueblo venezolano.

LEA TAMBIÉN:

Conviasa realizará vuelo humanitario para estadounidenses

El documento refiere que desde Washington, con fines electorales, se ha desplegado una "maquinaria de guerra" contra el país caribeño, empleando 30.000 soldados, 30 buques y 250 aviones y portaviones, haciendo caso omiso a la solicitud de alto al fuego en todo el mundo por parte del secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y dándole la espalda a una crisis sanitaria sin precedentes que tiene lugar en todos los estados de la Unión debido al coronavirus.

La organización indígena advierte que la complicidad entre EE.UU. y el Gobierno de Colombia en torno a la supuesta lucha contra el narcotráfico en la región, constituye solo un pretexto para justificar "una posible intervención bélica en contra de Venezuela y su pueblo poniendo en riesgo la paz y la seguridad de ese país, la región y de América".

Asimismo, la Conaie asegura que las amenazas imperialistas contra Venezuela no son otra cosa que una demostración de la naturaleza rapaz, prepotente e inhumana del Gobierno Trump que pretende obtener el control absoluto de la región, mediante su práctica habitual de intervenciones, guerras y muertes.

El pronunciamiento insta a diversos organismos internacionales a dejar de ser "simples observadores subordinados del imperialismo mundial", para convertirse, junto a los Gobiernos de América Latina y el mundo, en verdaderos actores del derecho internacional que permitan "frenar todo intento de acción bélica" que socave la paz de un pueblo, su soberanía y derechos humanos. "No podemos ser cómplices de un genocidio por intereses energéticos de las corporaciones que dominan al Gobierno estadounidense", sentencia la Conaie.

Por último, el mensaje llama a la "unidad de los pueblos originarios y de los trabajadores de América Latina y el mundo" para hacerle frente a los planes hostiles de la administración Trump, "reiterando que el principio fundamental de la convivencia entre las Naciones es la autodeterminación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos de los países".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.