• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Tras un período de calma, la región petrolera de Marib está recibiendo continuos ataques de los hutíes

Tras un período de calma, la región petrolera de Marib está recibiendo continuos ataques de los hutíes | Foto: EFE

Publicado 16 abril 2021


Blogs



El enviado especial de la ONU ha exhortado a solucionar el conflicto en Yemen y concretar la paz.

Fuertes combates registrados este viernes cerca de Marib, ciudad ubicada al norte de Yemen bajo el control del Gobierno, dejaron un saldo de al menos 96 muertos, según informaron medios internacionales a partir de fuentes cercanas al Ejecutivo.

LEA TAMBIÉN:

Hutíes afirman que lanzaron ataque contra instalaciones sauditas

"Los combates que enfrentaron a ambos bandos en varios frentes de la región de Marib el miércoles y el jueves causaron 36 muertos entre las fuerzas leales (al Gobierno yemenita) y 60 entre los rebeldes" hutíes, dijo a medios internacionales una fuente militar progubernamental.

Previamente, el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Martin Griffith, alertó sobre “señales peligrosas” al referirse a la intensificación de la ofensiva de los rebeldes hutíes para apoderarse de esa ciudad, localizada en una provincia rica en petróleo y considerada el último bastión gubernamental en la región.

Además, llamó a las fuerzas en fricción a aceptar su proposición de paz, brindando la seguridad ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que tenía la anuencia de la comunidad internacional para respaldarlo.

Fuentes militares también precisaron que los rebeldes siguen atacando posiciones de las fuerzas que apoyan al Gobierno. Además, la coalición encabezada por Arabia Saudita, con presencia en Yemen desde 2015, bombardea continuamente a los rebeldes.

Al referirse a los rebeldes, un responsable militar reveló que “avanzan lentamente hacia Marib, pero ahora constituyen una amenaza particularmente real en los frentes de Kasara y Mashjaa, al noroeste de la ciudad”, dijo.

De perder Marib, el Gobierno de Yemen y Riad (capital saudita) sufrirían un duro golpe. Esta región petrolera, en manos de las fuerzas pro Gobierno, está recibiendo continuos ataques luego de un período de calma.

Las acciones militares no se han detenido, aunque la ONU ha llamado en múltiples ocasiones a un cese al fuego. En 2014, Saná, capital del país ubicada a 120 kilómetros al oeste de Marib, fue tomada por los hutíes.

En sus casi seis años, este conflicto ha dejado miles de muertos, de acuerdo con  estimados de organizaciones no gubernamentales, y la hambruna ha golpeado a millones de yemeníes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.