• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Morales murió sobre las 21H00 horas en la clínica de Los Rosales.

Morales murió sobre las 21H00 horas en la clínica de Los Rosales. | Foto: Twitter @VTVcanal8

Publicado 8 mayo 2021


Blogs



Héctor Fabio Moreno era paramédico y prestaba primeros auxilios durante las movilizaciones.

 Héctor Fabio Morales, un joven colombiano de 24 años, murió después de ser atacado con arma de fuego por supuestos civiles durante las protestas de este viernes en el municipio de Pereira, capital del departamento de Risaralda, en el que es el segundo hecho de este tipo contra manifestantes en lo que va de la semana en esa ciudad.

LEA TAMBIÉN:

A 11 días del Paro Nacional, continúan las protestas en Colombia

El joven colombiano había asistido desde el 28 de marzo a varias de las movilizaciones en el marco del Paro Nacional contra las medidas neoliberaloes del Gobierno de Colombia y prestaba primeros auxilios cuando había disturbios y heridos. 

Morales murió sobre las 21H00 en la clínica de Los Rosales, según confirmó este centro hospitalario, después de que el joven ingresara con varias heridas por arma de fuego, en la cabeza, tórax y piernas.

El asesinato se da después de unas declaraciones del alcalde Carlos Maya, el domingo pasado, en el que invitó “a los gremios y a los miembros de la seguridad privada para hacer un frente común junto a la Policía y al Ejército para recuperar el orden en la seguridad ciudadana”.

Después de esas declaraciones, en la ciudad empezaron a circular videos y audios de civiles amenazando a quienes salgan a manifestarse.

No es el primer caso en el que civiles armados disparan contra manifestantes. Este miércoles 5 de mayo, civiles dispararon ocho veces contra Lucas Villa y Andrés Felipe Castaño en medio de un plantón en el viaducto que conecta Pereira y Dosquebradas.

Villa, un estudiante de 37 años, quien se encuentra en situación crítica, se ha convertido en símbolo de las protestas y de la violencia que lamentablemente las ha salpicado por la brutalidad policial y por eventos como este, que recuerdan a las acciones del paramilitarismo colombiano.

El 28 de abril organizaciones sociales, indígenas, campesinas y afrodescendientes de Colombia convocaron un paro en contra de la reforma tributaria que pretendía llevar a cabo el Gobierno. 

Las protestas se convirtieron en movilizaciones masivas que duran hasta el día de hoy y que han conseguido ya que el presidente dé un paso atrás en la aprobación de la reforma.

El Gobierno ha desplegado una fuerte represión policial asesinando a más de 32 civiles, según organizaciones defensoras de derechos humanos en Colombia como la ONG Temblores, y 21 civiles, según la Defensoría del Pueblo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión indicaron en un comunicado su preocupación ante la gravedad de las denuncias de violaciones de derechos humanos en Colombia e instaron a las autoridades a investigar los hechos.

En su más reciente informe, la ONG local Temblores indica que desde las 6.00 del 28 de abril y hasta las 10.00 del 6 de mayo han registrado 1.728 casos de violencia policial, 341 intervenciones violentas por parte de la fuerza pública, 934 detenciones arbitrarias, 37 muertes por violencia policial y 11 casos de violencia sexual por parte de los agentes.  

La Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas en el país, junto a otras 26 entidades defensoras de derechos humanos, notificaron ante la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía General que 471 personas han desaparecido durante las manifestaciones. De estas, 92 ya han aparecido, pero 379 aún siguen en paradero desconocido. Del lado institucional las cifras son más bajas, con un total de 89 desaparecidos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.